Lo que Debes y No Debes Hacer con las Espinillas

Una guía rápida para minimizar los brotes

Si eres como la mayoría de las mujeres, seguramente creíste que los brotes terminarían después de la adolescencia, pero a los veinte años te diste cuenta que no fue así. La verdad es que las imperfecciones se presentan de diferentes formas y tamaños impactando rostros a cualquier edad. La buena noticia es que en esos días, a tu rostro le falta poco para lucir impecable, ya no tendrás que sufrir, por lo menos no por mucho tiempo. Lee a continuación lo que debes y no debes hacer para hacerle frente a las imperfecciones sin dolor y tan rápido como sea posible.

 
Debes: Tener Paciencia
Lo más seguro es que quieras pellizcarte ese barrito. ¡No lo hagas! Si puedes evitar hacerlo, tu rostro te lo agradecerá aún después de que la imperfección haya desaparecido. Pellizcar los barritos, especialmente si no tienes los conocimientos de un facialista, podría romper los capilares e incluso terminar con una cicatriz, y a nadie le gusta esto. En su lugar, respira hondo y profundo, usa los productos correctos y manos a la obra.
 
Debes: Tratar la Zona Afectada
¿Sientes o ves una espinilla en el horizonte? No te preocupes, trata el área lo antes posible. Una mascarilla de barro que penetre profundamente extraerá las impurezas y podría incluso prevenir la formación de un barrito. Asimismo, peróxido de benzoilo o ácido salicílico secará la espinilla, disminuyendo la posibilidad de que se convierta en algo mayor.
 
No: Te Pellizques
Aún cuando has evitado pellizcar ese barrito, tal vez aún tengas la tentación de tocarlo, picarlo o pincharlo. ¡Detente! La regla, cuando se trata de imperfecciones, es no tocarlas. Así que mantén tus manos lejos de tu rostro. La grasa e impurezas de tus dedos son propensas a irritar la piel que rodea la espinilla, haciendo que las cosas aparezcan peor de lo que son.
 
No: Cuida tus Espinillas
Si has logrado no tocarte la cara, puedes evitar irritarte la piel. Sin embargo, si ya te pellizcaste el barrito, o si se reventó por sí solo, lo último que quieres es que se infecte después de cubrirlo. En su lugar, dale a tu rostro un baño de vapor, usa loción facial y aplica una crema antibacteriana para acelerar la curación. Esto significa que tendrás que mostrar tu imperfección en público por uno o dos días, pero así evitarás cicatrices a largo plazo.  
 

Stephanie Smith es una escritora independiente que trabaja en los medios. Sus obras han aparecido en sitios que van desde CNN.com hasta National Lampoon, y ha escrito programas pilotos de televisión para Fox, CBS, The CW y Legendary Televisión. Ella vive en Los Angeles con su hijo Dash y su gatita (hembra), Fred. 

http://www.stephanieksmith.com/

Comentarios del Artículo