10 Fabulosos Trucos de Belleza que te Ahorran Dinero

Las emergencias de belleza se dividen en dos categorías: O se te acaba un producto cuando más lo necesitas, o te das cuenta que luces muy mal. Y, en el peor de los casos, ambas situaciones pueden suceder al mismo tiempo. ¡Pero hay buenas noticias! Una solución buena y económica puede estar muy cerca de ti en tu botiquín o en la cocina. A continuación encontrarás los 10 mejores trucos para crisis comunes.
 
 “No puedo creer, se me terminó…”
 
Máscara: El truco clásico es un toque de vaselina aplicada con un cepillo de máscara o de cejas para que las pestañas brillen y luzcan más largas y espesas. O, si tienes un tubo de máscara casi acabado o seco, agrega unas pocas gotas de solución salina para lentes de contacto y así obtienes del  tubo lo último que queda de color.
 
Removedor de maquillaje: Toma el aceite de coco de la cocina. Aplícalo en tu rostro para disolver el maquillaje y límpialo suavemente con una toallita facial humedecida con agua tibia. Esto dejará tu piel sintiéndose súper suave.
 
Loción refrescante: Mezcla un cucharada de vinagre de manzana con una cucharada de agua y aplícalo en tu rostro. Esta no es una solución para todos los días porque el vinagre, aunque esté diluido, es demasiado ácido para usarlo regularmente en el rostro, pero está bien para una emergencia.
 
Crema para cutícula: Use bálsamo para labios. Si no lo tienes, la vaselina también te puede ayudar a suavizar la cutícula.
 
Shampoo seco: Rocía ligeramente las raíces de tu cabello con almidón en spray y cepíllatelo. Alternativa: talco para bebé. ¡Aplica solamente una pequeña cantidad! 
 
“¡Hay, tengo un problema! Y es ...”
 
Un error de autobronceado: ¡Bicarbonato al rescate! Si exageraste tu autobronceado en tus rodillas, manos o codos, haz una pasta con bicarbonato y agua, y frótala con suavidad en el área que necesites remover el bronceado. Retíralo con una toallita facial.
 
Una línea de cabello muy prominente: Si tu cabello es delgado, es posible que se te vea demasiado el cuero cabelludo. Aplica un poco de sombra marrón en tus raíces para aparentar un cabello más grueso. 
 
Un grano en el rostro: La pasta dental blanca (no en gel) ayuda a desinflamar ese desagradable grano. Está bien usar una pequeña cantidad en una emergencia, pero es demasiado fuerte para usarla en todo el cutis. También puedes usar una bolsa de té húmeda y tibia para disminuir la inflamación.
 
Bolsas bajo los ojos: ¡Las bolsas de té son también de gran ayuda! Esta vez coloca dos bolsas húmedas por un momento en el congelador antes de recostarte, y aplícalas en el área bajo los ojos de 5 a 10 minutos. El efecto astringente de la tanina de las hojas del té, más la humedad fría ayudan a aliviar la hinchazón bajo los ojos. 
 
Cabello con estática: Si tu cabello tiene estática porque has estado usando una gorra tejida o porque el clima está seco, sólo tienes que pasarte una hoja para secadora (dryer sheet) sobre el cabello y así eliminas la estática. También puedes aplicarte una pequeña cantidad de vaselina en la palma de tus manos y pasártela sobre tu cabello para aplacarlo.
 

La Técnica de la Iluminación

Tu Guía de Inicio para la Nueva Tendencia de Maquillaje

Está de última moda la nueva y sensacional técnica de maquillaje de bajo mantenimiento que utiliza la correcta aplicación de iluminadores. Esta técnica consiste en enfatizar las áreas de tu rostro que reciben más luz natural. ¿El resultado? Un rostro radiante y juvenil que luce sorprendente en todo el mundo. Mejor aún, al contrario de la técnica del contorno, no necesitas gran cantidad de tiempo para lograr el impacto deseado. En efecto, una de nuestras cosas favoritas acerca de esta fabulosa tendencia de maquillaje ¡es lo fácil que se ejecuta!
 
Esta es tu guía para la iluminación en cinco sencillos pasos:
 
¡Primero, aplica un humectante!
¡La piel seca y escamosa no se ve bien! Antes de empezar asegúrate de que tu cutis esté bien hidratado. Elige el humectante más adecuado para tu tipo de cutis (graso, seco, combinado o normal). Luego aplica la base de maquillaje … o no. Una nueva tendencia sobre esto es que esta técnica funciona ya sea que tengas el rostro sin maquillaje o aplicado encima de tu base.
 
Después, elige tu iluminador
Los tonos champaña, rosa y dorado funcionan bien en la mayoría de los cutis – y el Corrector Luminoso White Soufflé de JAFRA está hecho específicamente para ser versátil. Trabaja bien en la mayoría de tonos de cutis. Sin embargo, si eres muy pálida (como Blancanieves) te conviene más optar por un tono más aperlado o ligeramente plateado. De la misma manera, tu tono natural del cutis es más oscuro que el oliva, empieza probando tonos neutros de durazno hasta que encuentres el más adecuado. 
 
Lo cual sabrás con seguridad una vez que empieces a …
 
Aplicar el iluminador
Empieza en la parte superior de tu rostro, enfocándote en las áreas prominentes  – aquellas que captan más la luz. ¿No estás segura de lo que esto significa? El centro de tu frente, bajo tus cejas, tu nariz, los huesos de tus mejillas, los extremos de tus ojos y arriba del labio superior son buenas áreas para empezar. Una vez que estés satisfecha habrás encontrado las zonas que más reflejan. Es hora de …
 
Difumínarlo
Pero no tanto para que el iluminador no termine aplicado en todo tu rostro porque corres el riesgo de lucir con el cutis graso en vez de lozano. Una brocha grande y suave es ideal para usar en la mayoría de los casos.
 
Y, por último, finaliza tu look
Aplica los productos complementarios como rubor y sombra para ojos, optando, si te atreves, por aquellos con un poco de brillo agregado para seguir con la tendencia – o, en este caso, ¡tu resplandor!
 

Cuida tu Piel

Errores en el cuidado de tu piel, de los cuales no estás consciente, pueden comprometer tus esfuerzos para lograr una piel radiante. Para mantener tu cutis de lo mejor, ten cuidado con los peligros inesperados que pueden causar brotes, irritación, resequedad y el envejecimiento de tu piel.
 
Buena Higiene con tu Teléfono
A menos que lo limpies todos los días, tu teléfono celular puede estar lleno de manchas de maquillaje, sudor, grasa y tierra. Después de todo, lo llevas a todas partes, lo colocas en cualquier lugar y lo pasas de mano en mano, por lo tanto se ensucia. “Éste guarda bacterias que pueden irritar tu piel”, Pragna Chakravarti, Directora Científica de JAFRA.
 
La Funda de tu Almohada
La funda de tu almohada también puede afectar tu cutis. Lávala cada semana y no compartas tu almohada con nadie que use geles, cremas faciales y otros productos que dejan depósitos en la funda. “Si no la lavas con regularidad, dice Chakravarti, “los gérmenes puedes causar brotes e irritación”.

Temas de Interés
Si tu rostro se siente tirante e irritado, ten en cuenta que los baños en regadera de más de 15 minutos resecan tu piel. Procura bajar la temperatura del agua y utilizar siempre un humectante facial. Cuando seques tu cabello con secadora, procura no apuntar la secadora a tu rostro. Evita poner en peligro el resplandor de tu piel.
 
Ejercicio y Aseo
Después de una sesión de yoga, un día de caminata, o cualquier otra actividad que te haga sudar, lávate la cara inmediatamente. “El sudor está lleno de cosas cuya intensión es ser excretadas por la piel. Permanecer sudado por mucho tiempo obstruye los poros”, dice Chakravarti. Si no hay un lugar para lavarte, utiliza toallitas faciales. No es lo mismo que usar agua y limpiador, pero eliminan algunas impurezas. 

Rehabilita tu Piel en Invierno

Sencillos Consejos para Evitar la Piel Seca en Invierno

Cuando el viento enfría y se vuelve seco, tu piel también se reseca. En esta época del año debes aumentar la hidratación en tu rutina y nutrir tu piel. Aquí te damos unos consejos sencillos para mantener tu piel hidratada de pies a cabeza durante todo el invierno.
 
H2O durante todo el día
Beber agua es un consejo de belleza muy recomendado que a veces olvidamos; el agua ayuda a hidratar nuestros cuerpos desde adentro. Dependiendo de cuánta agua bebas normalmente, procura aumentar la cantidad durante los meses de invierno. Una manera de saber cuánta agua estás bebiendo es utilizar una botella grande reusable y comprometerte a terminártela durante el día. El agua fría sabe mejor y es refrescante; pero si prefieres el agua caliente, agrégale limón para que resulte más apetitosa.
 
Piensa en Omega
Los Ácidos grasos Omega 3 se han acreditado por hacer que nuestra piel luzca más saludable. Al igual que el agua, éstos ayudan a hidratar la piel de adentro hacia afuera. Trata de consumir alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, como el salmón, las nueces y las semillas de linaza. También puedes probar los suplementos de ácidos grasos omega-3 (pero habla siempre con tu médico antes de tomar cualquier suplemento).

Usa un humidificador
Cuando el ambiente es frío y seco, necesitamos reponer la humedad de nuestra atmósfera personal. Un humidificador en tu casa o dormitorio da resultado. Si no quieres comprar uno, puedes crearlo tú misma haciendo unos 20 hoyos en una bolsa de plástico para el congelador y colocando dentro una esponja húmeda. 
 
Humectación de día y de noche
Durante el invierno debemos aumentar la humectación en cada uno de nuestros pasos de belleza. Empieza por cambiar a un limpiador suave y humectante, y procura usarlo sólo por las noches. Durante el día, incorporar un suero humectante a tu cuidado del cutis es una buena idea, y recuerda aplicarlo antes del protector solar (¡sí, protector solar aún en invierno!). Por las noches, agrega humedad a tu cutis aplicando primero unas gotas de tu aceite favorito (prueba argán o de oliva) seguidas por tu humectante; ¡tu piel sedienta quedará encantada!
 
Mostrando los resultados 41-44 (de 48)
 |<  <  3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12  >  >|