Formando Sociedades a través del Espíritu Emprendedor

Del Escritorio de Mauro Schnaidman, Director Ejecutivo de JAFRA

El espíritu emprendedor representa la oportunidad para que uno pueda tener éxito de manera independiente. Esta es una de las creencias fundamentales que respaldan la forma de hacer negocios de JAFRA. Mauro Schnaidman, nuestro Presidente y Director Ejecutivo, está comprometido con la idea del espíritu emprendedor como el motor que impulsa el éxito. Entre sus muchas otras actividades, Mauro es Embajador de Barcelona por la Iniciativa Global Barcelona, y su pasión es impulsar el éxito de la ciudad. En un artículo reciente, Mauro expresó su sentir por el estado actual de Barcelona y el espíritu empresarial global, una idea que está tan cerca del corazón de Mauro como lo es el corazón de nuestro negocio. El espíritu emprendedor te ofrece la oportunidad de abrirte camino en el mundo bajo tus propios términos. Mauro explica más al respecto en el siguiente artículo que apareció por primera vez en una de las principales publicaciones españolas, La Vanguardia.


Para crecer, Barcelona necesita un ‘coach’
Por Mauro Schnaidman

Hace unos años cenaba en casa de un amigo americano en California, donde vivo, y a los postres, su hijo le informó que quería abandonar la universidad para montar un negocio. Imaginé que iba a oír un rotundo no como respuesta. Sin embargo, todo lo contrario: presencié una verdadera discusión de negocios entre mi amigo y su hijo, explorando la idea, el plan de negocios, los inversores y socios, etcétera. Fue un momento sorprendente para mí, que vengo de una cultura tradicional donde consideramos un must que nuestros hijos ingresen y completen la universidad. Actualmente, el negocio de aquel chico –un sistema de seguridad para hogares- está presente en más de diez países, se vende en las principales cadenas de retail como Wal Mart, Carrefour, Target, Best Buy, y ha recibido participación de millones de dólares incluso de celebridades del mundo de los negocios como Richard Branson.

Este es uno entre los miles de ejemplos de jóvenes americanos, diplomados o no, que apuestan por emprender. En Harvard, los alumnos no involucrados en alguna empresa emergente son una excepción. Es parte de la cultura, del ritual. Hoy ya hay más de un centenar de start-ups en EE.UU. valoradas en más de un billón de dólares, y en California, Nueva York y otros centros importantes de Estados Unidos se crean nuevas empresas todos los días. El emprendimiento es uno de los motores de la creación de empleo y del crecimiento del país.

Emprender sería una solución fantástica para el crecimiento sostenible de nuestra Barcelona, y para dar empleo a los miles de jóvenes bien preparados que no encuentran proyectos. Sin embargo, en los cinco años que he vivido en Barcelona, no he visto que esto ocurra con la misma intensidad que en Estados Unidos. Hay gente brillante, hay capital disponible, hay universidades fantásticas y existen ideas, pero el emprender no avanza a la velocidad que se necesita. Hace falta un ecosistema para permitir que la iniciativa empresarial se desarrolle en Barcelona: impuestos más bajos, creación de incubadoras en universidades, una estructura de venture capital, más apoyo de los medios para los casos de éxito o más premios para emprendedores pueden ayudar.

Aunque la ciudad cuente con todas las condiciones intelectuales y de recursos, tiene un problema de falta de ambición, una manía de empequeñecerse, de pensar que los vuelos altos son para los otros. Hay ganas de innovar, pero a la vez una cultura de valorar lo que es seguro. No hay innovación sin disposición para el riesgo. Y hay miedo al fracaso, que es una fuente de aprendizaje y parte de la trayectoria hacia el éxito, pero que es visto como algo para perdedores.

Ahora que se cumplen 30 años de la nominación como sede olímpica, recordemos y recuperemos ese espíritu de ciudadanos valientes que prefieren arriesgar y buscar la gloria. Para ser más emprendedora y crecer, Barcelona no sólo necesita nuevas legislaciones e incentivos. Necesita repensar quién es y quién quiere ser. Y a partir de ahí, reinventarse. Para crecer, Barcelona necesita un coach.
JAFRA Cosmetics es una de las más importantes compañías manufactureras de productos de belleza en el mundo, contando con una amplia variedad de ellos para atender el cuidado de la piel, fragancias, cosméticos de color y cuidado  personal.  JAFRA ofrece productos de belleza y oportunidades en el negocio que son ideales para todo lo que las mujeres necesitan, permitiéndoles explorar, descubrir, reinventar y revelar su verdadero potencial. Con el  lema “la libertad de ser tú” JAFRA celebra el espíritu único de cada mujer, y todas las cualidades que la hacen perfecta y especialmente bella. Sesenta años después de su nacimiento, y con más de 550,000 Consultoras independientes y operaciones en 18 países, la misión de JAFRA continúa siendo la de transformar la vida de millones de mujeres en el mundo entero.   https://www.jafra.com/

Comentarios del Artículo