Cuida tu Salud Durante las Fiestas

Cómo comer, beber y ser feliz, de manera saludable

Lo atractivo de muchas celebraciones decembrinas son los deliciosos platillos altos en calorías que compartimos con la familia y amigos. Algunos de nosotros nos deleitamos con ellos sin preocuparnos por los efectos posteriores, mientras que otros se preocupan por cada bocado. Para esta temporada de fiestas, hay que considerar un término medio de estrategias alimenticias.
 
Un Plan Alimenticio
No porque estás tratando de pensar en tu salud durante las fiestas significa que tienes que quedarte con hambre. Prepara un plan alimenticio antes de cada evento. Una hora antes de la reunión, toma un refrigerio saludable; un puñado de almendras, un plato de verduras o una manzana, para controlar el apetito. Esperarte sin comer hasta el momento de la fiesta solo te dejará con hambre y vulnerable a la tentación. Puedes usar la misma técnica de refrigerios para cualquier tradición o celebración que restrinja el comer durante un cierto período de tiempo.
 
Analiza Tus Opciones
Examina la mesa antes de servirte y enfócate en las ensaladas, vegetales y proteínas. Olvídate del “gravy” y otras salsas y lleva un control de los almidones; estos abundan en los buffets de las fiestas. Si no puedes evitarlo, entonces sírvete lo que te has estado saboreando todo el año. Valdrá la pena las calorías, pero con moderación por supuesto. Si decidiste dejar a un lado los postres, facilítate la vida llevando tu bolsita de té. Saborear una taza de té caliente de menta, jengibre o canela, es una alternativa sin calorías a los dulces y bebidas que te ofrecen después de la cena.   

No a las Bebidas Alcohólicas
Las bebidas alcohólicas contienen muchas calorías. Mira los detalles nutricionales de tus cocteles favoritos antes de salir de casa, en caso de que quieras encontrar otras opciones con menos calorías. Dato curioso: el contenido de calorías de las bebidas mixtas tiende a ser más alto que las del vino o la champaña. Si no bebes, o prefieres no hacerlo, elige una agua mineral en lugar de una soda. Pídela con un toque de jugo de granada o arándano y limón. ¡Los cocteles llamados “mocktails” (sin alcohol) te dejarán satisfecha y son muy festivos!  

 
Gracias, Pero No Gracias
Es posible que, durante las fiestas, te sientas comprometida a participar en reuniones en las que se sirven alimentos caseros con alto contenido de calorías por temor a insultar a un compañero de trabajo o miembro de la familia. En lugar de aceptar todo lo que te ofrecen, no hay problema en decir “No, muchas gracias”. Si de todas maneras te sientes culpable, puedes decir que es difícil rechazar algo tan delicioso, pero estás consiente de lo que consumes durante las fiestas. ; )

 
Continúa con u Rutina de Ejercicio
Es muy fácil abandonar tu rutina de ejercicio durante las fiestas. Asegúrate de programar un horario regular para ejercitarte evitando así que tu rutina pase a ocupar el  último lugar en tu lista de tareas pendientes. Después de una comida navideña, invita a un pariente o amigo a salir a caminar contigo un rato, aunque solo sea para darle la vuelta a la cuadra. Te ayudará a quemar algunas calorías y a mantener tu nivel de energía.

¡Disfruta de tu familia y amigos y de una temporada festiva feliz y saludable! 
 

Daina Hulet fue editora de la costa oeste para la revista Glamour durante diez años, abarcando temas de belleza, moda y estilo de vida. También ha escrito artículos como freelance para publicaciones nacionales, y creado contenido para sitios web corporativos de moda y belleza.


  https://www.linkedin.com/in/daina-hulet-50270a5

Comentarios del Artículo