Cómo mantener un buen estado de ánimo

Consejos rápidos para superar un día difícil

Ya sea que hayas despertado del otro lado de la cama, las cosas no están saliendo como estaban planeadas, o simplemente estás decaída, las investigaciones nos dicen que hay muchas maneras efectivas para levantar el ánimo con muy poco esfuerzo. He aquí algunos planes de acción con beneficios favorables para sentirte bien que te ayudarán a cambiar tu estado de ánimo. 

Lo Primero que Tienes que Hacer en la Mañana
Si pasaste mala noche o despertaste sintiéndote no muy bien, abre las cortinas y sube las persianas para que entre tanta luz como sea posible. Inicia tu régimen diario, como una taza de café junto a la ventana o afuera, si el clima lo permite, para recibir aún más vitamina D. Pídele a tu pareja o a tus hijos que te den un abrazo extra largo, o acurrúcate con tu perro para activar más los beneficios del buen humor. Vístete con ropa que te haga “feliz”, con la que te sientes más cómoda, para garantizar un poco de confort extra y tal vez algunos elogios.

En la Oficina
Si tu oficina es oscura o está muy aislada, sal de ella de vez en cuando. Ve al salón de descanso, ve a saludar a un compañero de trabajo, o mira por la ventana para llenarte de energía cuando los problemas en la oficina te tienen inquieta. Caminar alrededor de la cuadra durante tu hora de almuerzo le da a la mente y al cuerpo una saludable dosis de bienestar. Los estudios demuestran que el ejercicio puede cambiar un humor negativo en unos minutos. Ver fotografías de tus seres queridos, amigos o mascotas en tu teléfono, es otra manera de levantar el ánimo.

Después del Trabajo
¡Haz algo bueno por ti misma! La música activa tu centro de placer, escucha la que te tranquiliza o te hace bailar alegremente alrededor de la casa. Toma un momento para pensar acerca de las cosas buenas de la vida, toma un baño de tina caliente, ve tu película favorita o llama a una amiga. También puedes dejar de pensar en ti y hacer algo bueno por otra persona. Ser amable con los demás es un método muy efectivo de elevar el ánimo. Llévale a tu vecina unos pastelitos sólo porque sí, o llama a tu tía que hace mucho que no llamas.  
 
Lo más importante es tomar unos minutos durante el día para sonreír. Una sonrisa activa el centro de la felicidad del cerebro. Aunque no parezca real, sólo sigue sonriendo. Realmente funciona, te lo prometo.

Daina Hulet fue editora de la costa oeste para la revista Glamour durante diez años, abarcando temas de belleza, moda y estilo de vida. También ha escrito artículos como freelance para publicaciones nacionales, y creado contenido para sitios web corporativos de moda y belleza.


  https://www.linkedin.com/in/daina-hulet-50270a5

Comentarios del Artículo