Las Mejores Películas de la Época de Fiestas

Y como bajarlas

¡Esta es la época! Tú sabes a la que me refiero. Cuando tienes un sin número de fiestas, salidas para ir de compras, y todas las otras diferentes tareas que se hacen con el propósito de resolver cabos sueltos para finalmente dejarnos con un poco de tiempo libre. Excepto desde luego para ver películas. Porque después de todo, ¿hay acaso algo mejor que acurrucarse frente a una chimenea - sola o con alguien especial - y disfrutar de una película clásica? La respuesta es que casi no hay nada comparable.
 
Pensando en eso, ¡a continuación listamos las mejores cinco películas de la Época de Fiestas y en dónde las puedes ver!
 
Mi Pobre Angelito (Home Alone), 1990
Si sientes nostalgia recordando las épocas de fiesta cuando eras niño (como en los tiempos en que los padres podían salir vacaciones sin llevar a sus hijos más pequeños y sin preocuparse que los pudieran meter a la cárcel) entonces no hay mejor película para ti que esta. Esta comedia clásica hizo famoso al joven Macaulay Culkin, haciéndose después varias más con temas parecidos. P.D., la segunda película de esta serie (cuando el joven Kevin termina solo en Manhattan) ¡es también bastante divertida!
Actualmente la puedes encontrar en HBO Family/HBO/HBO Go y también se puede comprar o rentar en Amazon Video.

Una Historia de Navidad (A Christmas Story), 1983
Si la cómica historia de una familia cariñosa pero disfuncional te parece divertida, no busques más allá de esta agradable comedia de Navidad que se lleva a cabo en el medio oeste en los años treintas. El joven Ralphie Parker desea más que nada en el mundo que Santa Claus le traiga un rifle de aire Red Ryder, a pesar de las múltiples advertencias de que se sacaría un ojo si lo recibe. Atención - no se lastimará  realmente ninguna parte de su cuerpo - pero te reirás a carcajadas de las aventuras de invierno de la familia Parker.
Actualmente está disponible para rentar/comprar en Itunes, Youtube, Amazon Video y Google Video.
 
Realmente Amor (Love Actually), 2003
Sí, es sarcástica. Y algunas partes pueden incluso estremecerte trece años más tarde (pero espera - ¿¡cómo es que eso sucedió!?), es que este clásico de la época moderna de Richard Curtis (quien es también conocido por Cuatro Bodas y un Funeral y Un Lugar Llamado Notting Hill para empezar), seguramente te emocionará. Esta película te dará también una dosis súper romántica del espíritu Navideño Inglés – te aseguro que nadie tiene Navidades como las de Londres. (Además puedes ver: El Diario de Bridget Jones (Bridget Jones’s Diary, 2001) y El Descanso (The Holiday, 2006).
Actualmente la puedes ver en Netflix junto con El Descanso (The Holiday). El Diario de Bridget Jones está disponible en Fullscreen, Hulu y Amazon Video.
 
 
Los Fantasmas Contraatacan (Scrooged), 1988
Esta comedia de finales de los años 80 basada en el clásico Los Fantasmas de Scrooge de Charles Dickens (A Christmas Carol), no alcanza las dulces notas del original (es mucho más cínica). Sin embargo, es protagonizada por Bill Murray quien consigue comunicar el argumento central, el cual es, la amabilidad es importante y nadie quiere trabajar durante las vacaciones - ¡incluso en Manhattan!
Disponible en iTunes, YouTube y Amazon Video.
 
El Duende (Elf), 2003
¿Quién puede resistirse a Will Ferrell interpretando a un ser humano que fue criado por Santa Claus, y que bajó del Polo Norte para conocer a su verdadero padre? ¡Nosotros no! Ideal para niños y para el niño que todavía vive en nosotros, esta pequeña comedia encantadora te hará reír y te enternecerá.
Disponible en iTunes, YouTube y Vudu.

Consejos Sencillos para una Fiestas sin Estrés

3 maneras de reducir la ansiedad durante esta temporada tan agitada

Para muchas personas, la temporada navideña significa comprar regalos, viajar, cocinar y festejar, pero no tiene que resultar en una locura inducida por el estrés. Sigue estos sencillos consejos para disfrutar más alegremente la época de fiestas:
 
Tómate un descanso— Te darán ganas pero no dejes de ejercitarte, hacer yoga, meditación o tomar cualquier otro descanso mental o físico, por ir de compras o arreglar la casa para recibir a los amigos. Incluso relajarte con una taza de té por un momento o tomar un baño caliente te ayudará para que no se acumule el estrés. El punto es: tomar un descanso saludable de la locura de las fiestas mantendrá bajo tu nivel de estrés. La investigación realizada por los psicólogos de Harvard publicada en la revista Science, encontró que alrededor del 47 por ciento de las horas que la mayoría de nosotros pasamos despiertos lo hacemos pensando en algo diferente de lo que estamos haciendo actualmente. ¿Cuál es el problema? Que todo este tiempo soñando despiertos con cosas que no están sucediendo en el momento, a menudo son la fuente de nuestro estrés e infelicidad.
 
Sé generosa con las personas que no esperan nada de ti— Exacto, sabemos que ya estás comprando el regalo de esa tía que no es de tus preferidas, y que vas a comprar algo para cada uno de los maestros de tu hija, la esposa de tu jefe y (por supuesto) algo especial para tus hijos. Es una lista interminable de regalos, pero ¿qué tal un regalo para alguien que no espera nada de ti? Un adorno navideño para tu veterinario favorito u hornear un pan de plátano para tu vecina ya mayor (mira esta receta). Cada vez que contribuyes a la felicidad de alguien que no espera nada de ti, tú te beneficias también. Los neurocientíficos dicen que estos actos aleatorios de altruismo iluminan los mismos centros de placer en el cerebro que el sexo y la comida. ¡Basta de tanta charla!
 
Establece tus intenciones— Las intenciones son poderosas. El psiquiatra Dan Siegel dice que al establecer tu intención, preparas tu cerebro para experiencias positivas. Otros investigadores han demostrado que cuando nos damos cuenta de una experiencia positiva, nos volvemos más sensibles y conscientes de otras experiencias positivas. Incluso podrás empezar a notar tanta positividad este año que nunca más volverás a asociar las fiestas con el estrés. ¿No sería increíble?

Practicando el Arte de la Gratitud

Es Más Fácil de lo que Piensas

Se han realizado extensos estudios que dicen que encontrar maneras de ser agradecidos es lo mejor para la salud y la felicidad: la gratitud puede disminuir el dolor físico, mejorar los matrimonios y simplemente hacer que la vida sea más feliz y exitosa. Las ventajas suenan tan bien que debe ser algo complicado, ¿verdad? ¡Pues no!

El principal experto científico del mundo en gratitud, Robert Emmons, PH.D. (Un profesor de psicología en la Universidad de California en Davis) dice que la gratitud se reduce a dos sencillos componentes:

Primero, la gratitud comienza con la afirmación del bien. Simplemente reconocer que hay cosas buenas en nuestros mundos - regalos, ventajas y beneficios que hemos recibido. Nota: esto no significa que tengamos que creer que todo es perfecto en nuestros mundos - simplemente que hay cosas buenas.

En segundo lugar, reconocemos que la fuente de este bien viene del exterior. Es decir, admitimos que otras personas (o tal vez mayores poderes para las personas espirituales) nos ayudaron a lograr o alcanzar la bondad en nuestras vidas. Emmons y otros investigadores señalan que este segundo aspecto de gratitud -la dimensión social- es particularmente importante. ¿Por qué? Porque reconocer la ayuda que otros nos han dado en nuestras vidas nos exige ver cómo hemos sido apoyados, animados y asistidos por otras personas. Consientes de esto, tendemos no sólo apreciar los beneficios y el apoyo obtenido, sino también devolverlos.

¿Necesitas algunas maneras útiles para reforzar tu gratitud? Prueba lo siguiente:
  1. Anota cada día tres cosas por las que estás agradecida –ya sean pequeñas o grandes– en una libreta o usando alguna aplicación (prueba usar Gratitude Journal 365 Pro app). Alternando, justo antes de dormirte cada noche, piensa en por lo menos tres cosas por las que estás agradecida. Las cosas aparentemente básicas, como sábanas limpias o una cama cómoda, también cuentan. 
  2. Dile a un compañero de trabajo, cónyuge, hijos o amiga algo que sinceramente aprecias sobre ellos. Trata de hacerlo por lo menos una vez al día.
  3. Prueba hacer una meditación de gratitud. La maestra de meditación Sarah McClean ofrece una gran meditación de gratitud. Si ésta no es para ti, hay muchas más que puedes encontrar en línea.
Y, por supuesto, podría ser que tú ya estás extremadamente agradecida. Mide tu nivel de gratitud con este Gratitude Quiz de Greater Good.

La Bella Durmiente

No es sólo un cuento de hadas

Tal vez la herramienta de belleza más importante todas la tenemos a nuestro alcance... ¡dormir! Dormir lo suficiente con regularidad no sólo nos puede ayudar a sentirnos sanas y llenas de energía, también puede ayudarnos a vernos más jóvenes. Mientras dormimos, nuestra piel sana, restaura los nutrientes vitales y elimina las toxinas. He aquí algunas maneras en que el sueño y la falta de sueño pueden afectar nuestra piel:

Cutis
Mientras dormimos, el cuerpo aumenta el flujo de sangre a nuestra piel; por eso nos despertamos con un brillo saludable. Por lo tanto, la falta de sueño significa que no hay suficiente flujo sanguíneo, lo cual hace que nuestra piel luzca opaca y pálida. Mientras dormimos, el cuerpo también balancea la hidratación para que el sueño no deshidrate más nuestra piel y sea la causa de la aparición de líneas de expresión y arrugas.

Ojos cansados
Probablemente la primera área en mostrar agotamiento son los ojos. Dado a que la falta de sueño reduce el flujo sanguíneo, las ojeras pueden verse más oscuras y los ojos rojos. El exceso de líquido se puede acumular también, causando la apariencia de “bolsas” bajo los ojos. Finalmente, debido a la resequedad de la piel, las patas de gallo y las arrugas bajo los ojos pueden ser más notorias.

Rendimiento del producto
Cuando duermes lo suficiente, permites que tus producto de cuidado de la piel trabajen eficientemente. Ya que este es el momento en el que la piel se renueva, la piel puede enfocarse en repararse por sí sola, maximizando así tu rutina de cuidado del cutis. Dicho esto, el sueño realmente es la mejor herramienta de belleza que tenemos... ¡y lo mejor de todo es que es gratis!

Aprovecha tu sueño al máximo
Tú puedes mejorar tu sueño de belleza con algunos complementos sencillos. Procura dormir con dos almohadas para elevar la cabeza, esto puede reducir la cantidad de líquido que se acumula bajo los ojos. Las fundas de satín evitan que la piel de tus ojos se estire. Y por último, procura usar una mascarilla para dormir que hidrate, reafirme y humecte tu piel, ¡para que despiertes luciendo como si te hubieras hecho un tratamiento facial!
Mostrando los resultados 33-36 (de 65)
 |<  <  5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14  >  >|