Combate la Rutina del Otoño

Tips para mantener el ánimo en alto cuando la temperatura baja

A medida que las temperaturas bajan y los días son más cortos y oscuros, el clima tiende a desacelerarnos y, sin embargo, ¡hay muchas cosas que podemos hacer para evitarlo! Para que la transición al clima frío sea más fácil, tómate un tiempo para organizar tu vida y poner las cosas en su lugar, ayudándote así a mantener durante todo el año el brillo saludable de los meses de verano. Estos pequeños pero significativos cambios te ayudarán a mantener en alto tu estado de ánimo. 
 
Mantente Saludable
Enfermarse no solo nos quita tiempo, afecta mucho nuestra belleza. Convierte un gel antibacterial en tu compañero inseparable, en tu escritorio, en tu bolso, en tu auto, ¡en todas partes! Descansa lo suficiente a medida que cambia el clima, especialmente si tu cuerpo está descontrolado por el cambio de horario. Mantén la temperatura de tu habitación alrededor de 66° F, dormirás mejor y te mantendrás más saludable. Caliéntate y consiéntete con cobertores y edredones. Cuando ya no puedas ejercitarte al aire libre por el clima, hazlo adentro. No solo permanecerás en forma, también mantendrás tu estado de ánimo alegre y positivo durante toda la temporada.
 
Mantente Organizada

El desorden te puede estresar. Cuando el clima cambia, dedica un día para organizar tu closet. Asegúrate de que la ropa que vas a necesitar en otoño esté limpia y lista para usarse. Cuando limpies tu casa, pon especial atención a lo que haces y en lo que ya no necesitas. Deshazte de todo lo que ya no vas a necesitar de la temporada pasada, y jazle lugar a lo que ahora te gusta. Además, puedes hacer una lista de cosas nuevas que necesitas comprar.  

Manténte Humectada
Cuando estás muy ocupada y hace mucho frío, es fácil descuidarte. Además, estás cubierta la mayor parte del tiempo ¿cierto? ¡Pues muy mal! Tu piel y cabello necesitan aún de más cuidados cuando el aire enfría y se vuelve seco. Lo que necesitas es más humectación, especialmente en tu rostro y manos para evitar que la piel se sienta tirante y molesta. Establece una rutina mensual para consentirte, con noches de spa en tu casa, manicuras y pedicuras hechas por ti, y faciales rápidos para refrescarte. Te verás mucho mejor cada día, ¡sin importar el frío que haga!  

Organización Fácil

Consejos rápidos que te ayudarán a mantenerte organizada

Mantenerse organizada parece ser una prioridad para muchas de nosotras, especialmente si trabajas dentro y fuera de casa. Si apenas empiezas a organizarte o simplemente estás agregando algo nuevo a tu rutina, organizar tu vida puede resultar abrumador, pero hay soluciones que te pueden ayudar a estar al día con tus tareas. Aquí te damos unos consejos que te ayudarán a organizar tu vida y tu trabajo.
 
Haz Listas
Hacer listas de tareas por realizar es vital para permanecer organizada, además de que te hacen sentir satisfecha cada vez que logras completar cada tarea. En la casa, puedes hacer una lista de tareas pendientes y tachar cada una según la vayas realizando; cualquier actividad que no hayas terminado deberás anotarla al principio de la lista del día siguiente. Repasa y haz tu lista la noche anterior, así al día siguiente ya estás preparada y tu día iniciará sin estrés. Aplica el mismo principio en el trabajo, anota tus prioridades la noche anterior antes de salir a la oficina. También puedes asignar un período de tiempo a cada tarea. Por ejemplo, dedicar los primeros 30 minutos del día a leer y responder emails, así esta tarea no se convierte en una distracción durante tu día de trabajo (un timer es de gran ayuda). 
 
Guarda Cada Cosa en su Lugar
Tanto en el trabajo como en el hogar, es importante archivar documentos correctamente para encontrarlos fácilmente cuando lo necesites, ya sean reportes de gastos de un colaborador o tu pasaporte. En lugar de amontonar los papeles en el escritorio, archívalos diariamente antes de salir del trabajo. Convierte esta rutina en un buen hábito para evitar que la desorganización te abrume. En casa, puedes tener un folder de acordeón con pestañas etiquetadas para guardar tus cuentas importantes, formularios y documentos en orden y accesarlos fácilmente. 
 
Digitalízate
En este mundo digital, la digitalización de documentos ayuda a reducir el desorden y la cantidad de papeles que debes conservar. Cuando te sea posible, escanea los documentos y archívalos de manera que puedas accesarlos fácilmente y desde cualquier lugar, en caso de que un día necesites trabajar desde casa. Esto evitará que te estreses en caso de que hayas olvidado algo en la oficina por descuido. En la casa, el escanear los documentos te ayudará también a mantenerte organizada. También puedes escanear todas las obras maestras que tus hijos traen de la escuela, así los guardarás como recuerdos sin ocupar mucho espacio. Es casi imposible guardar todo, así que escanear sus obras de arte te ayudará a conservarlas para siempre. Puedes incluso usar las imágenes que escaneas para crear un álbum dedicado a su gran talento.
 
Trabajo en Equipo
Si en el trabajo todo lo quieres hacer tú, vas a terminar agotada. Es importante delegar tareas a los empleados y compañeros de trabajo según sea necesario. Lo mismo sucede en casa. Para mantener la casa organizada, necesitas la ayuda de toda la familia. Incluso un niño de 2 años puede recoger sus juguetes, los niños mayores pueden separar la ropa que se va a lavar, poner la mesa, sacar la basura y otras pequeñas tareas que hacen una gran diferencia. Coloca una lista de actividades en un lugar visible asignadas a cada miembro de la familia, y pídeles que las vayan marcando según las vayan realizando, ya sea diaria o semanalmente, así todos sabrán lo que se ha hecho. Las recompensas por completar las tareas del hogar pueden motivar a toda la familia.  

5 Formas Sencillas de Amarte a Ti Mismo Cada Vez Más

Maneras fáciles de convertirte en tu fan #1

Amor propio son las dos palabras del momento. Sin embargo, es fácil confundir el verdadero significado de “amor propio” en la vida cotidiana. No te preocupes, tenemos 5 maneras sencillas de demostrarte amor a ti misma cada día.
 
1. Sueño. Ya lo has escuchado antes. La Fundación Nacional del Sueño dice que necesitamos de 7 a 9 horas de sueño cada noche. No te engañes creyendo que esto no es para ti. Tanto la salud como la felicidad son afectadas cuando no duermes lo suficiente, así como la relaciones. Los investigadores de la Universidad Estatal de Ohio encontraron que las parejas que no dormían lo suficiente peleaban más. ¡Ámate a ti misma (y a los demás) durmiendo más!  

2. Movimiento. El ejercicio para el cuerpo humano es algo así como cambiarle el aceite a un carro de gasolina. Si no le cambias el aceite a tu carro, no te va a durar. Esto no significa que tienes que unirte a un Cross Fit. Puedes demostrarte un poco de amor a ti misma moviéndote a menudo. Estaciona tu auto lo más lejos posible de tu trabajo, dale tres vueltas a pie al centro comercial antes de iniciar tus compras, levanta las piernas mientras te lavas los dientes, o haz lagartijas contra el mostrador de la cocina mientras se hace tu café. Corre en tu lugar durante 15 minutos o camina alrededor de la casa durante media hora mientras escuchas tus podcasts favoritos. Cada vez que te mueves un poco más le estás diciendo a tu cuerpo “te quiero mucho”.  

3. Échate muchas “porras”. Este consejo proviene de Christine Carter, autora del “The Sweet Spot”. Los seres humanos están motivados por recompensas, éstas estimulan la dopamina, que viene siendo un mensajero químico para tu cerebro y la cual te hace sentir bien. Con el simple hecho de decirte a ti misma “urra por mí”, después de haber realizado una tarea pequeña pero positiva, puedes liberar un poco de dopamina, la suficiente como para decirle a tu cerebro que repitas el comportamiento. Haz la prueba después de haber bebido agua, ordenado tu almuerzo, caminado dos veces alrededor de tu cubículo, decirle cosas agradables a un cliente, haber usado hilo dental, ¡cualquier cosa! De hecho, el decir a menudo “urra por mí”, comprende la mayor parte de tu diálogo mental y supera cualquier autocrítica que pudieras hacerte.  

4. Adiós a los tacones (escúchanos). Sabemos que no te gusta escuchar esto, pero es importante. Desde finales de la década de 1990, los investigadores han estado advirtiendo a las mujeres que el uso regular de zapatos de tacón alto, produce una cantidad excepcional de presión en las rodillas, caderas, espalda y articulaciones. Tal vez esto no sea la gran cosa a los 25 años, pero te podemos garantizar que los resultados a lo largo del camino no te van a gustar. Muéstrate un poco de amor con un a dosis diaria de zapatos lindos de piso bajo o unas botas de tacón bajo, y guarda tus zapatos de tacón alto para ocasiones especiales. 

5. Sé honesta con los demás (y contigo misma). Las personas suelen dedicar una gran parte de sus vidas a cuidar y complacer a los demás, las mujeres en particular. Pero si no eres honesta contigo misma, estás estresando tu cerebro y tu cuerpo. A veces necesitamos que nos recuerden si realmente estamos siendo honestas o simplemente estamos diciendo lo que creemos que las personas que nos rodean desean escuchar. Trata de decir algo que sabes con seguridad que es falso y ve cómo se siente tu cuerpo (por ejemplo, “¡Me encanta tener estreptococo!”). Ahora di algo que sea verdad y ve cómo te sientes (como “¡amo a mi perro”!). La idea es practicar diciendo lo que realmente sientes (la verdad) y familiarizarte con este sentimiento. Una gran parte del amor propio es confiar en cómo te sientes en una situación y ser capaz de expresar directamente estos sentimientos.

Pequeños Actos de Bondad

5 maneras de ayudarte a ti misma y a los demás

¿Te gusta la idea de la gratitud, pero no te gusta esperar a que alguien haga algo agradable para expresarla? No temas persona proactiva y controladora, tenemos otra estrategia. ¡Los actos aleatorios de bondad! Tú sabes, ese pequeño detalle que le alegra el día a un compañero de trabajo, o incluso a un extraño total. Hacer algo para alguien más es una de las mejores maneras de aumentar tu propia felicidad. De hecho, la bondad y la generosidad se han vinculado a relaciones más sólidas, mejor salud mental y física y una mayor satisfacción en la vida en general. 
 
¿Cuál es nuestro consejo? Empieza por cosas pequeñas, realmente pequeñas. Y observa cómo tu felicidad va aumentando. Aquí te damos 5 cosas pequeñas que puedes hacer y que le alegrarán el día a cualquiera:
 
1. Sonríele a un extraño. Y si eres valiente, asiente con la cabeza y dile hola. Con ese sencillo gesto, sentirás al instante que el mundo es un lugar más amigable. 

2. Permite que alguien pase antes que tú. Una persona tipo A se volvería loca, pero haz la prueba. Hazle una señal al conductor que está tratando de incorporarse al tráfico. Permite que una persona que solo trae uno o dos artículos pase antes que tú en la fila de la caja del supermercado. Observa cómo te sientes cuando le facilitas algo a otra persona y le alegras el día. 

3. Dile a alguien lo que te gusta de él/ella. No estamos hablando de conquistas. Si no de decir “¡me encanta tu manera de ser tan positiva en el trabajo!” o, “me encanta tu manera tan educada de contestar el teléfono”. ¿Entiendes lo que quiero decir? Un poco de amor es justo lo que alguien necesita escuchar para darle un giro a su día.  

4. Intencionalmente estacionarte en un lugar inconveniente. Piensa y enfócate en que no estás tomando el lugar de una persona que lo necesita más que tú, como una persona mayor, embarazada o padres con hijos pequeños. No necesariamente sentirás o verás su gratitud, pero si sentirás tu propia generosidad. Además, harás un poco de ejercicio estacionándote un más lejos.  

5. Llama a tu mamá (o a cualquier otro familiar a quien deberías llamar). Para muchas personas es difícil encontrar el tiempo para hacer este tipo de llamadas. Si eres de las personas que evitan las llamadas telefónicas, lo único que tienes que decir para que las llamadas no sean largas es que tienes poco tiempo para charlar, pero tenías ganas de saludarla y decirle que has estado pensando en ella. En pocos minutos demuestras interés, y un “te quiero”, es una buena manera de comenzar.
Mostrando los resultados 5-8 (de 65)
 |<  <  1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10  >  >|