Balance Vida-Trabajo... ¿Mito o Realidad?

Muchas mujeres dicen que la frase “balance vida-trabajo” no es más que una fantasía, en lugar de ser un reto alcanzable de la vida real. Sin embargo, Marla Beck, una coach en vida y carrera del Norte de California, quien principalmente trabaja con personas de tipo creativo, no está de acuerdo.
 
“La primera clave es cultivar una mente curiosa acerca de esto. Tienes que probar diferentes ideas y observar cómo te funcionan. Para la mayoría de las mujeres, un balance vida-trabajo es un proceso y lo tienes que tomar con calma para no juzgarte cuando sientes que tu vida está realmente fuera de control”. Pero si hoy es la locura, esta semana está loca, e incluso el trimestre también lo está ––la forma favorita de Beck de analizar el tiempo–– no significa que estará desbalanceada para siempre. 
 
“Yo les enseño a mis clientes a pensar en trimestres, porque estos ofrecen mucha flexibilidad. Establece metas pequeñas trimestrales alcanzables, con la intensión de que tus prioridades y metas probablemente cambiarán de trimestre a trimestre”. Tal vez quieras esforzarte más trabajando más horas con el objetivo de alcanzar una meta de ventas superior, o llegar a más clientes este trimestre, pero el siguiente trimestre es la graduación de tu hija y trabajarás menos porque sabes que ella te necesita. “Para muchas mujeres, fijar metas basado en trimestres las mantiene enfocadas en su carrera, pero también obtienen la flexibilidad que necesitan para su hogar y su familia”.

Curiosamente, Beck dice que las mujeres no deben tener miedo de las limitaciones de tiempo o  de convencerse de no asumir un proyecto porque sólo pueden trabajar un determinado número de horas al día. “Esto es un poco contradictorio, porque en realidad las limitaciones de tiempo pueden ser tus mejoras amigas. Cuando alguien sabe que sólo tiene hasta las 2pm y después de esta hora se vuelve a convertir en mamá, es increíble lo que logra. Yo veo que esto sucede todo el tiempo”.
 
Pero si verdaderamente lo que quieres es un balance, Beck sostiene que hay uno que no se puede negociar: tienes que disfrutar también. “Tú eres tu recurso más preciado. Tienes que invertir en ti misma como si fueras un talento”. Un talento por costumbre no dejaría de dormir, no dejaría de comer adecuadamente, ni dejaría de cuidar su salud. “Somos mucho más hermosas, más exitosas y más equilibradas cuando estamos descansadas y felices”.  

Tú Eres Capaz

Cómo hacer que las cosas sucedan

Desde los propósitos de año nuevo, hasta esa promoción tan esperada, todos fijamos metas. Es muy fácil desear más para uno mismo, pero hacer tu sueño realidad puede ser mucho más difícil. Aquí te damos algunos consejos para alcanzar tus metas, sin importar cuáles sean. 

Prepárate para el Éxito
Las metas y los sueños no suceden así nada más, nosotros los creamos, así que anota exactamente lo que deseas lograr. Después, haz una lista de lo que te estás pidiendo a ti misma exactamente para hacerlo realidad. Divide la meta en pasos realistas, y asígnales un tiempo razonable para cumplir cada una de ellos. 
 
Si tienes problemas para empezar, investiga cómo es que otras personas han logrado cumplir esa misma meta. Sé honesta contigo misma acerca del miedo que pudieras tener de fracasar y triunfar, y toma en consideración que habrá errores y retrocesos a lo largo del camino. Estos son parte del proceso de conseguir lo que deseas. Puedes incluso firmar un contrato contigo misma, comprometiéndote oficialmente a cumplir tu meta. Colócalo en un lugar visible para que te sirva de recordatorio.
 
Pide Ayuda
El dejar que otros conozcan tu meta, es como si le dieras pies a tu proyecto. Tal vez otras personas “conozcan a alguien que conoce a alguien” que pudiera darte un consejo u ofrecerte oportunidades. Además, los amigos y familiares de confianza pueden ser buenos oyentes y quienes te echen porras, ayudándote así a mantenerte enfocada cuando necesites un impulso. Desde luego que no faltarán las personas negativas. Evítales a toda costa y continúa tu labor de manera positiva. Haz a un lado al enemigo. 

Permanece Enfocada
Manténte enfocada en tu meta, felicitándote a medida que vayas completando pequeñas tareas que te hayas asignado. Celebra esos pequeños logros que son parte de tu éxito en general. Si se presenta un inconveniente inesperado, no entres en pánico. Los pequeños problemas que resuelves a lo largo del camino, se pueden convertir en momentos de aliento que te recordarán que no debes darte por vencida.
Por último, pero desde luego no menos importante es ¡mantenerte positiva! Llevar un diario puede ser una herramienta poderosa para mantenerte enfocada y comprometida. Es fácil olvidar lo lejos que hemos llegado, pero mirar hacia atrás y leer en tus propias palabras lo que has logrado es un gran motivador. Cuando se trata de lograr lo que deseas en la vida, ¡sólo tú puedes hacerlo realidad! 
Mostrando los resultados 65-66 (de 66)
 |<  <  8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17 >  >|