7 Trucos de Autoestima para que Vuelvas Rápido a Ser Tú Misma

Prueba estos Consejos para Aumentar tu Autoestima la Próxima Vez que te Sientas sin Ánimo

Sería fabuloso si todos naciéramos seguros de nosotros mismos y permaneciéramos así, sin importar los obstáculos como tener un contratiempo en la peluquería o cualquier otra cosa que nos sucediera. Pero eso no sucede en la vida real. La mayoría de nosotros nos podemos beneficiar de lo que yo llamo “trucos de autoestima”
– trucos que nos ayudan a volver a tomar las riendas cuando nos sentimos un poco desanimados. Prueba unos de estos consejos y comprueba si te sirven de ayuda.

Haz ejercicio
Sentirse saludables y con energía está ampliamente ligado con la confianza en uno mismo. Además, el ejercicio tiende a aumentar al instante la bioquímica que realza el estado de ánimo. Algo tan sencillo como caminar es fabuloso, pero sudar y hacer un esfuerzo físico mayor parece ser todavía mejor. Piensa en correr, kickboxing o incluso en CrossFit.

Imagínalo
Investigadores llaman este ejercicio “el mejor futuro posible”. Es una tarea fácil: cierra tus ojos e imagina viviendo la vida que has soñado. Piensa lo más detalladamente posible: imagina la ropa que vas a usar, dónde vivirás, tu situación de trabajo y cualquier otra cosa que desees. Incluso cinco minutos al día haciendo este ejercicio hará que pienses en un futuro más positivo y brillante.

Usa la Conexión Cuerpo/Mente
Recuerda que debes hacer lo que tienes que hacer. Practica estando de pie, con los hombros hacia atrás, la cabeza levantada y tu cuerpo te ayudará a decirle a tu mente  que tienes confianza en ti misma. Esto se debe repetir continuamente hasta que, cuando menos te des cuenta, te sentirás muy confiada y segura de ti misma.

Habla con Amabilidad
Primero, empieza contigo misma. Nada, absolutamente nada disminuye tanto tu autoestima como tener pensamientos negativos sobre ti. Así que sólo por un día proponte tener un diálogo interior amable contigo misma. Si te vienen pensamientos negativos sobre ti, recházalos de inmediato y vuelve a tu mentalidad positiva. Mira cómo te sientes al final del día. La mayoría de las personas se sienten confiadas y más felices. Si eres amable contigo, es muy probable que también seas amable con los demás -- ¡esto es por sí mismo un motor que impulsa la confianza!

Sé Voluntaria
Cuando eres voluntaria, dejas de pensar en ti mientras que te enfocas en ayudar a alguien más. Muchas posiciones de voluntariados también ofrecen la oportunidad de perfeccionar habilidades reales de trabajo y desarrollar después las habilidades sociales que implementen la autoestima. Además, algunos estudios han demostrado que las personas que trabajan como voluntarias tienen índices más bajos de mortalidad y de depresión. Considera qué causas y hechos son importantes para ti y ofrécete como voluntaria para organizaciones que estén dentro de tus intereses. Averigua cómo ser voluntaria ingresando al sitio en la red de la organización o llama a la oficina local. O visita www.volunteer.gov para ver una gran variedad de oportunidades de voluntariados en los Estados Unidos.

Rodéate de Apoyo
Nada afecta tanto  la autoestima como estar con personas que demuestran no valorarte. Haz todo lo posible por rodearte de personas amables y que te apoyen. Con esto en mente, ten en cuenta con qué frecuencia criticas o menosprecias a alguien.  personas. Haz todo lo posible por no criticar a nadie y empieza a dar apoyo a otras personas. Vive de esta manera y es muy probable que recibas mucho más apoyo que se convierte en autoestima.

Usa Música
Uno de los trucos más viejos del libro: aumenta la confianza en ti misma escuchando música que te inspire. Puedes combinar música de la vieja escuela como Gloria Gaynor’s I Will Survive y canciones como Sara Bareillies’s Brave. La lista para escuchar podrá ser muy personal. ¿Necesitas ayuda? Empieza buscando en Pandora o Spotify música que te inspire y te haga feliz.

 

Ocho Libros que Cada Mujer Debe Leer

Historias de Verdad, Belleza y Valentía

Lo admito: Soy una lectora compulsiva de libros con gustos eclécticos. En la actualidad estoy escuchando un libro sobre una extraña teoría física y estoy leyendo una novela que se desarrolla en la década de 1940, acerca de una familia de cantantes de diferentes razas. Entre estos dos libros, también leo las páginas de un diario escrito por un consejero de vida así como un libro experimental de poesía/prosa. Por lo tanto, mi mente corrió de un lugar a otro cuando se me pidió escribir una lista de los libros que toda mujer debe leer. Sé que faltan muchos otros libros excelentes. En efecto, aunque lo que más me gusta es la ficción, aquí me he concentrado en la no ficción. Cuando considero lo que toda mujer debe leer, pienso en la verdad, la belleza y la valentía. En estos temas se destacan fabulosas líneas de no ficción, por lo menos en los de no ficción que he seleccionado. Es posible que no te gusten todos estos libros tanto como a mí, pero te garantizo que cada uno de ellos tiene un mensaje importante. ¡Aquí no hay pérdida de tiempo ni de dinero!

Living Beautifully: with Uncertainty and Change
Por Pema Chodron
No tienes que ser budista para que te encante la sabiduría de la monja budista Pema Chodron. Recomiendo todos sus libros (disfruto especialmente escuchando las versiones de audio),  pero en este libro ella ofrece métodos para afrontar el caos, la confusión y la incertidumbre. El punto de Chodron es que podemos utilizar los retos como un medio para lograr un fabuloso despertar.

Raising Elijah: Protecting our Children in an Age of Environmental Crisis
Por Sandra Steingraber
Sandra Steingraber, una destacada científica y madre de dos niños pequeños, relaciona el mundo privado de la crianza de los hijos con el mundo de las políticas públicas del medio ambiente. Ella explica cómo la continua crisis del medio ambiente es una crisis de la vida en familia. Yo leí este libro hace varios años y me cambió para siempre mi perspectiva. ¡Es algo que deben leer todas las mamás!

Dying to be Me: My Journey from Cancer to Near Death to True Healing
Por Anita Moorjani
La autora Anita Moorjani relata cómo después de luchar contra el cáncer por casi cuatro años, su cuerpo empezó a desfallecer. En algún momento ella dice que entró en una extraordinaria experiencia cerca de la muerte donde se dio cuenta de su valor inherente y de lo que ella dice era la causa de su enfermedad. A diferencia de la mayoría de la gente en el estado de Moorjani, ella (obviamente) sobrevivió. Esta es su experiencia de cáncer, sanación, miedo, “ser amada” y la grandeza de todo ser humano. Definitivamente es un libro para quienes tienen la mente abierta, pero no es sólo para mujeres. Yo convencí a mi esposo para que lo leyera ¡y a él también le encantó!

Rising Strong
Por Brené Brown
Brené Brown es una investigadora de la Universidad de Houston que ha pasado más de los últimos 13 años estudiando la vulnerabilidad, la valentía, los valores y la vergüenza. Ella dice que Rising Strong es para los valientes y los que tienen roto el corazón. Pienso  que este libro es un manifiesto de cómo permanecer con la frente en alto después de una caída y ser todavía mejor.

Wild: From Lost to Found on the Pacific Coast Trail
Por Cheryl Strayed
En el despertar después de la muerte de su madre y de su propio divorcio, Cheryl Strayed, una excursionista neófita de 26 años, llegó sola al Pacific Coast Trail después de haber recorrido a pie más de mil millas desde el Desierto de Mojave a través de California y Oregon hasta el Estado de Washington. No se trata del destino sino del viaje – como las cálidas y divertidas historias de Strayed lo prueban. No veas la película ¡lee este libro!

Find A Way
Por Diana Nyad
En el año 2013, Diana Nyad de 64 años finalmente logró un destacado triunfo que no pudo alcanzar cuando tenía 30 años. Ella nadó 111 millas de Cuba a Florida en un sorprendente espectáculo de fortaleza y fuerza de voluntad en 53 horas. Este relato bellamente escrito nos recuerda que nunca debemos rendirnos, y que la edad no es un impedimento para alcanzar nuestros sueños.

The Beauty Experiment
Por Phoebe Baker Hyde
La escritora Phoebe Baker Hyde durante un año dejó de maquillarse, de arreglarse el cabello y de usar joyas con la esperanza de revelar algo por lo cual pagaría pero que en el fondo nunca creyó –su belleza interior. Las crónicas de este libro son una búsqueda admirable de aceptación personal. Es algo que se debe leer especialmente si la belleza es muy importante para ti o si nunca saldrías de tu casa sin delinearte los ojos. Sólo por el hecho de leerlo no significa que renuncies a tu belleza física, pero es una historia que te abrirá los ojos.
 
Finding Your Way in a Wild, New World: reclaim your true nature to create the life you want
Por Martha Beck
Martha Beck es llamada con frecuencia la consejera de vida más famosa del mundo. Aquí ella habla de lo que debemos hacer con nuestra “sencilla y preciosa vida” ¿Te parece interesante? Entonces tú debes ser lo que Beck llama un "wayfinder (algo así como un sistema de navegación)”. Este libro es la guía para encontrar tu camino en la vida. ¡Déjate guiar!

 

Poder Empresarial

5 señales que indican que estás lista para iniciar tu propio negocio

Ya sea después de una semana agotadora en la oficina, tras la reciente terminación de una ausencia por maternidad que no hubieras querido que terminara todavía como parte de ese anhelo que siempre has tenido presente de poder tener la libertad de hacer tu propio horario, la mayoría de nosotros, hemos querido ser nuestros propios jefes en algún momento de nuestras vidas. Sin embargo, tan atractivo como pueda parecer la flexibilidad, incremento de sueldo y la idea de no tener que darle explicaciones a nadie más que a nosotros mismos, trabajar para sí mismo viene acompañado de una serie de complicaciones. ¿Estás lista para dar el salto al mundo empresarial?
 
He aquí cinco señales que podrían indicarte si ese es el caso o no:
 
Eres apasionada
Sea lo que sea que estés planeando hacer, debes estar súper emocionada por hacerlo. Esto es muy importante, ya que es lo único que te dará la energía para enfrentarte a los inevitables rechazos que se presentarán en tu camino hacia el éxito, y que sólo teniendo una total confianza en tu plan podrás resolverlos. Tomando en cuenta esta observación...
 
Tienes un plan de juego claro y conciso
Para construir cualquier tipo de negocio se requiere poner un pie delante del otro con una dirección planificada. Seguramente habrá curvas inesperadas en el camino y es posible que tengas que hacer ajustes. Sin embargo, no hay negocio improvisado que sobre la marcha produzca óptimos resultados a largo plazo. Y como tú estas planeándolo a largo plazo, esto  nos lleva a nuestra siguiente pista:
 
Tú sabes cómo manejar tiempo y expectativas
No sólo es necesario tener el tiempo para triunfar como tu propio jefe, sino que debes saber cómo utilizar tu tiempo sabiamente. Sin duda alguna llegará un día cuando tu flexibilidad se interprete erróneamente y se piense que tu horario de trabajo es secundario. A menos que sepas cómo establecer límites y reprogramarte de acuerdo con los cambios, terminarás quedándote atrás, lo cual te costará tiempo, dinero, o ambos.
 
No tienes miedo arriesgar, o al éxito o al fracaso
Iniciar como empresario no es fácil; requiere de una actitud realista pero optimista y una falta de miedo en general. Si le temes al fracaso, no tomarás los riesgos adecuados. Si le temes a los riesgos, caerás por debajo de tu potencial, o tal vez no consigas que tu negocio despegue. Y si le temes al éxito (¡aunque no lo creas a muchos nos pasa!), encontrarás la manera de convencerte a ti misma de no hacer lo que tienes que hacer para llegar a tu meta. En su lugar, tienes que operar desde un lugar estable en el que estés bien informada, tomar algunos riesgos calculados y estar dispuesta a dejar que las cartas caigan como sea.  Lo que probablemente significa...
 
Tienes por lo menos solvencia económica
No necesitas ser rica para empezar tu propio negocio. Pero si lo que buscas es obtener rápidos resultados – o lo que es peor, los necesitas para poder sobrevivir – es posible que sea mejor esperar un momento más oportuno. Mientras que la necesidad es la madre de la invención, una situación de supervivencia no es una base sólida sobre la cual se construye un negocio. No saques el dinero ahorrado en tu plan 401-K ni dejes tu trabajo fijo hasta no estar segura de que puedes sostenerte sin ellos.

 

Un Propósito que Puedes Mantener

¡Respira Mejor!

Fiestas, regalos, comida, amigos, familiares… suena como una explosión de buenas emociones ¿no es verdad?  Sin embargo, algunas veces el trajín de las fiestas es tan intenso que dista de ser algo bueno. Es por eso que algunas personas experimentan una caída de ánimo al comienzo del año. Los regalos se compraron hace rato, se obsequiaron, y otros se devolvieron o se cambiaron. Comimos deliciosos manjares en exceso y después vino el arrepentimiento. Propósitos de Año Nuevo hechos y rotos. Si te llega un momento así, tenemos algo nuevo para ti que debes considerar: ¿Qué te parece hacer un sencillo propósito y cumplirlo para bajar tu nivel de estrés después de las fiestas?
 
No estamos hablando de un viaje costoso a un spa o de llamar a un masajista profesional  (aunque eso también parece atractivo).  Estamos hablando de implementar una técnica fácil de respiración que te reducirá el estrés al máximo y casi sin ningún costo.
 
Guy Gabriel, un instructor de yoga radicado en Burbank, CA, dice que una de las técnicas más sencillas para bajar el estrés se puede lograr sólo en unos pocos segundos. Varias veces al día, sólo cierra los ojos y concéntrate un momento en respirar inhalando y exhalando por la nariz.  
 
“Cuando uno se concentra en la respiración, intencionalmente le está comunicando al cuerpo que cambie del sistema simpatético al sistema nervioso parasimpatético”, dice Gabriel”. Piensa en ello de esta manera: el sistema parasimpatético es donde el cuerpo está relajado y es el modo en que debemos estar. El sistema simpatético se activa cuando tienes un sobresalto, o estás agobiada o estresada por algo. Mientras que es importante estar en el modo simpatético por cortos períodos de tiempo tales como en situaciones de emergencia que amenazan la vida, en general, los humanos funcionan mejor y están más felices si están en la zona parasimpatética. Desafortunadamente, muchos de nosotros permanecemos la mayoría del tiempo en el sistema simpatético.  
 
Si quisieras tener la sensación de activar en ti tu sistema parasimpatético, puedes también practicar haciéndolo en otro nivel más elevado que Gabriel llama respiración en tres partes. Así es cómo debes hacerlo: Acuéstate de espaldas en una superficie plana, cierra tus ojos, respira hacia tu estómago, y luego hacia la mitad y la parte alta del pecho, sosteniendo la respiración por un momento y exhalando por la nariz. Repite esta técnica. Fácil ¿no es verdad?
 
“Si practicas esto dos veces al día por tan sólo cinco minutos, los resultados serán asombrosos. De esta manera estarás adquiriendo el hábito de eliminar el estrés y cada vez querrás estar más en esta zona”, dice Gabriel. “Gradualmente, te  entrenarás para poder conectarte con el sistema parasimpatético la mayor parte del tiempo”. ¡Es un  propósito que vale la pena mantener!
 
Mostrando los resultados 57-60 (de 65)
 |<  <  8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17  >  >|