¡Gano Más Que Mi Pareja!

Tips para actuar con cautela a causa de tus ingresos más altos

Muchas mujeres se encuentran algunas veces en la incómoda posición de ganar más que sus parejas, lo cual  genera la pregunta, “¿Debo preocuparme?” La clave para manejar este importante tema es estar conscientes de la situación, sin preocuparnos. 

Hecho: Cerca de un 25% de las mujeres que trabajan con edades entre 18 y 65 años ganan más que sus esposos de acuerdo con datos de American Community Survey. También en Gender Identity and Relative Income within Households, la investigadora  Marianne Bertrand y sus colegas en la University of Chicago Booth School of Business encontraron que muchas mujeres con alto potencial de devengar más que sus esposos  –consciente o inconscientemente–  deciden quedarse en sus hogares, tomar menos trabajos, o trabajar de medio tiempo, optando por no poner en peligro su relación para no llegar a tener un divorcio, dada la alta tasa estadística de divorcios de parejas cuando la mujer supera los ingresos del esposo. 
Ahora que estás en la carrera de tus sueños con un enorme potencial económico, aquí te damos algunos consejos para manejar esta situación:  

Habla sobre el hecho de que estás iniciando un nuevo y prometedor camino
Sin importar quien supera a quien, la meta ideal para cada pareja es que ambos tengan igualdad de acción en los asuntos relacionados con la familia, los gastos, eventos sociales, etc. Siendo ambos “jefes” de la familia es una meta elevada, pero se puede lograr evaluando con frecuencia el “estado de la familia.”

Reconoce que el trabajo del hogar será un problema  
Odio darte esta noticia pero las esposas que superan los ingresos del marido con frecuencia terminan haciendo muchas más tareas domésticas, de acuerdo con U.S. Bureau of Labor Statistics American Time Use Survey. Esta encuesta muestra que mientras los esposos dedican un promedio de 20.8 horas a la semana en tareas domésticas y cuidado de los niños, las esposas gastan 33.5 horas a la semana en estas actividades, por lo cual los investigadores creen que las esposas que superan los ingresos del marido y dedican más tiempo a las tareas del hogar, lo hacen para disminuir el miedo de ellos, lo cual sólo lleva a sentirse infelices, resentidas y cansadas, así que es mejor dividir dichas tareas justamente.

Discute la toma de decisiones económicas
La norma general establecida en un matrimonio ha sido que quien más aporta económicamente es quien toma las grandes decisiones económicas, pero esto debe cambiar. La sociedad en tu matrimonio debe ir más allá de la licencia matrimonial y las decisiones financieras deben ser hechas por la pareja, no en base a quién gana más. Habla sobre tus expectativas y de cómo se manejaba el dinero en tu familia de origen. Establezcan normas relacionadas con los gastos de la familia y háganse preguntas como: ¿Es de gran importancia si uno de los esposos quiere gastar $150 en unos boletos para un concierto o para comprar zapatos nuevos? ¿Crees que un activo como el de tu casa o condominio donde vives pertenece a una persona más que a la otra? ¿Debe esa persona entonces hacer la refinanciación o incluso tomar las decisiones sobre la decoración? Responde con sinceridad. Luego haz el borrador de un plan de decisiones económicas que se adapte a tu familia.

Consulta a un terapista 
Si con frecuencia te encuentras en situaciones y argumentos acalorados sobre el dinero, las tareas del hogar, el poder económico, es hora de ver a un consejero que les ayude a encontrar soluciones innovadoras.  

Lo que Debes de Llevar al Gimnasio

Lo que todo maletín deportivo requiere

Como alguien que solía llegar al gimnasio a las 5am antes de ir a trabajar, sé lo que todo maletín deportivo debe incluir para ir al gimnasio en cualquier momento. Y a pesar de que ahora trabajo desde casa, me gusta la conveniencia de poder bañarme en el gimnasio o en el estudio de yoga – ¡lo que significa que aún necesito tener mi maletín deportivo bien equipado!

He llegado a la conclusión de que la clave para empacar lo necesario para ir al gimnasio es pensar de manera minimalista, y aprovechar lo que el centro deportivo ofrecer como jabón para el cuerpo, shampoo para el cabello y acondicionador, aunque normalmente llevo mi propio acondicionador. He aquí algunos de mis otros consejos para el maletín deportivo:

Coloca en una bolsa artículos esenciales de baño y maquillaje como limpiador facial en tamaño para viaje, ligas para el cabello, cepillo, desodorante y duplicados de tus esenciales de maquillaje como protector solar con color, labial y rubor. Incluye también las muestras de perfume que te han obsequiado y úsalas para el gimnasio. Piensa que siempre puedes agregarle artículos a tu maletín, pero no sacarlos. Imagínate si sacaras tu cepillo del pelo para usarlo en la casa, seguramente te haría falta en el gimnasio.

Si el gimnasio no te provee de toallas, ten las tuyas únicamente para usarlas allí. Yo tengo un par de toallas que son un poco más delgadas (más portátiles) que las que uso en la casa. Una siempre está limpia y doblada en mi maletín.

Lleva siempre unas sandalias al gimnasio y úsalas. La mayoría de los gimnasios están súper limpios, pero muchos no lo están, así que evita el contacto directo con el piso, especialmente en la regadera, en donde las bacterias se acumulan. 
 
Incluye una bolsa tipo red o a prueba de agua para tu toalla mojada y ropa sucia, especialmente si se van a quedar dentro de tu auto todo el día.
 
Evita los atuendos complicados los días que vas al gimnasio. Si te arreglas en el gimnasio para ir a trabajar, lleva ropa sencilla, ligera como vestidos o leggings, e incluso una blusa sencilla y zapatos bajos son atuendos que se ven bien después de haber ido al gimnasio, y no olvides empacar ropa interior extra.
 
Vacía tu maletín en cuanto llegues a tu casa y vuélvelo a empacar en la noche si piensas ir al gimnasio en la mañana. ¡Créeme, un maletín deportivo bien equipado es un gran motivador! 

Rituales con Cuidado Personal

Invierte en ti misma. Cosecha las recompensas.

Tener energía es todo para la mujer moderna, pero si queremos ser más productivas, debemos empezar por cuidarnos nosotras mismas de la misma manera que cuidamos de los demás. Entonces, ¿por qué muchas mujeres tienen problemas a la hora de invertir tiempo en ellas? Ya sea porque no nos valoramos lo suficiente o porque sencillamente estamos tan ocupadas que cada segundo cuenta, si no estamos en nuestro mejor momento, no podremos hacerlo de la mejor manera posible. Con esto en mente, he aquí algunos rituales de cuidado personal que te ayudarán a sentir una sensación de frescura y bienestar.  
 
Meditación por la mañana
Definitivamente dedicarte tiempo a ti misma, especialmente si se trata de sentarte y respirar, puede ser difícil. Pero está demostrado que dedicar 10 minutos al día para meditar puede hacer maravillas. Despejar la mente te ayudará a concentrarte mejor durante el día y a disminuir los niveles de estrés al mejorar el flujo de oxígeno. ¿Hay algún beneficio adicional? Te sentirás y te verás más tranquila, descansada y lista para enfrentar lo que sea...desde los gritos de un adolescente hasta un cliente difícil o a tu pareja que necesita de tu apoyo.
 
Manos amigas
Una manicura puede parecer un lujo, pero los resultados no podrían ser mejores. Ignorando el hecho de que nuestras manos son las primeras en mostrar los signos de la edad, (y por eso cuidarlas es primordial), dedicar tiempo para lucir manos hermosas, sin importar el largo de las uñas, es una manera fácil y económica de consentirte. Ya sea que vayas al salón o lo hagas tú misma, un tratamiento semanal para tus manos con vapor, humectación profunda y un buen corte de cutícula (con o sin esmalte) es algo que te hará sentir bien por un buen rato, cada vez que veas tus dedos, ya sea cuando conduzcas tu auto, uses tu celular o acaricies a tu pareja!
 
Exfolia tu piel
¿Tuviste un día difícil? Empieza la semana con una sensación de frescura con una exfoliación de cuerpo completo que elevará tu estado físico y mental. Elimina las células muertas, renueva la piel marchita y revela tu fulgor interior. Pero no olvides que una exfoliación exagerada puede dañar la piel. ¿Cuál es la solución? Un ritual semanal de exfoliación y cuidado personal. El domingo por la noche o el viernes por la mañana usa tu exfoliante favorito en todo tu cuerpo, poniendo especial atención a las rodillas, codos y áreas ásperas. Después aplícate tu humectante de lujo favorito y listo. ¡te sentirás renovada!

¿Estás envejeciendo por causa de tu teléfono inteligente?

Deja el dispositivo a un lado y aléjate de la pantalla

Desde que los teléfonos inteligentes se convirtieron en algo común, la gente se ha estado preguntando qué impacto tienen en nuestros cuerpos. ¿Causan cáncer? ¿Puede la radiación afectar nuestro cerebro? ¿Son realmente adictivos? Y aunque ninguno de los estudios realizados hasta el momento ha sido muy prolongado como para ofrecer una prueba concluyente, una verdad definitiva acerca de la impresión que están causando físicamente en nosotros ha salido a la luz. Nuestros teléfonos inteligentes nos están envejeciendo.

¿Cómo? te preguntarás. Hay tres respuestas.
 
La Bacteria
Está bien documentado que las pantallas de los teléfonos son portadoras de gérmenes. De hecho, se dice que son más culpables aún que los objetos cotidianos sucios como el dinero y las llaves. Esto se debe a que las pantallas pueden ser resistentes a los productos de limpieza, o sea que nuestros mejores intentos de mantenerlos libres de gérmenes son en vano. Pero, ¿de qué manera las bacterias nos hacen envejecer? Irritando la piel, por supuesto. Cuando los dedos van de la pantalla a la cara, éstos transportan gérmenes a cualquier cosa que toques. Esto puede dar lugar a enrojecimiento y grasa adicional y, como resultado, causar imperfecciones de toda clase (incluyendo acné) y todo tipo de irritaciones. La reincidencia no pasa desapercibida y el desgaste produce un daño irreversible.
 
¿Cuál es la solución? Mantener tu teléfono lo más limpio posible y procurar evitar tocarte la cara. O simplemente, suéltalo, déjalo a un lado.
 
El problema del sueño
¿Quién no coloca el celular junto a la cama hoy en día? La gente inteligente, por supuesto. Está comprobado que la luz de los teléfonos móviles, tabletas y computadoras hacen difícil conciliar el sueño y conducen a ciclos REM (Movimiento Ocular Rápido). Para evitar esto, los expertos sugieren que te alejes de los dispositivos dos horas antes de acostarte. Pero si eres como las masas que no hacen caso de este consejo (no estoy juzgando, la mayor parte del tiempo todos somos culpables), seguramente estás durmiendo menos horas y no tan profundamente. Por lo tanto, estás más propensa a verte cansada y las arrugas se notan más, lo que nos lleva a decir que lo último en tecnología nos hace vernos más viejos y con mayor velocidad.
 
Las Arrugas
Según los dermatólogos, las líneas de expresión y las arrugas son propensas a desarrollarse si pasas mucho tiempo enviando mensajes de texto de tu teléfono celular. No importa si estás pegada a la Aplicación de Facebook o enviando correos las 24 horas del día los 7 días de la semana a tus colegas, para ver tu dispositivo en la mano inclinas la cabeza y la repetición de este movimiento puede resultar en más líneas que se forman en el cuello que de otro modo no se formarían. Por lo tanto, tu rostro puede no sufrir, pero un cuello arrugado prematuramente hará que los adictos a los teléfonos inteligentes se vean más viejos más rápido. ¡Qué horror!
 
Una solución. ¿Recuerdas al hombre de los neumáticos Michelin? (llantas y arrugas) la próxima vez que vayas a ver tu celular, acuérdate de él – ¡pudiera ser que te ayude a no mirar tanto tu teléfono inteligente!
Mostrando los resultados 49-52 (de 66)
 |<  <  8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17  >  >|