Cómo Saber Cuando Alguien no es la Persona Ideal para Ti

Tu lista de verificación

Seguramente durante tu vida has escuchado e incluso has dicho la frase “tú lo vas a saber” cuando esa persona es la ideal para ti. Pero, ¿esta frase también aplica cuando alguien no es la persona indicada para ti? No es necesario decir que la gran mayoría de nosotros salimos con diferentes personas y no nos fijarnos en los puntos negativos de cada uno, de acuerdo con la experta en relaciones humanas, Kathyrn Alice. Kathryn Alice.
 
“Terminar una relación es realmente difícil”, dice Alice, autora del libro Love Will Find You: 9 Magnets to Bring You and Your Soulmate Together (El Amor te Encontrará a Ti: 9 Imanes para Unirte a Ti con tu Pareja). “Pero peor aún es permanecer con alguien que claramente no es la persona adecuada para ti”. Si realmente quieres un amor a largo plazo, pon atención a estas señales que tanto tú como tu pareja necesitan desacoplar:
 
La chispa se apagó

Ya no hay chispa – “con la persona ideal SÍ hay química”, dice Alice.
 
Críticas en exceso y...

Cuando tu pareja ya no te admira, déjala ir. También es hora de reconsiderar tu elección de una pareja si sus críticas te hacen sentir menos y tu autoestima empieza a disminuir. Fíjate bien si tu pareja ya no te hace sentir especial, ya no demuestra interés por ti, te falta al respeto y es abusivo(a) emocionalmente contigo. “Por supuesto, el abuso físico rompe la relación”, dice Alice.

Se acabó el entusiasmo

Cuando el entusiasmo de tu pareja se ha reducido a un nivel que ya no tiene recuperación, esto es un aviso. Tú nunca deberías tener que adivinar si tu pareja continúa interesada en ti. “Si esperas ansiosa cada texto, si pasa mucho tiempo sin saber de esa persona y buscas señales de que él o ella son parte de tu vida, eso no es bueno”, dice Alice.
 
Más discusiones y menos sonrisas

Cuando hay más discusiones que sonrisas, Houston, tenemos un problema. Una relación en la que hay poca paz y armonía ya no es relación, y ésta se torna en una ruptura extremadamente larga y atroz. 
 

Una Vida en la Vía Rápida

3 señales de agotamiento y cómo revertir el daño

¿Alguna vez le has dicho a una amiga “¡estoy súper ocupada!”, no una, sino varias veces? Tal vez porque tienes responsabilidades de trabajo, familia, hijos, casa y voluntariado, y te estás descuidando. Este escenario es muy común para la mayoría de las mujeres, pero esto las conduce al agotamiento. Sin darse cuenta que está sucediendo, el estrés de la vida cotidiana puede estar afectando tu mente, tu cuerpo y tu salud. El estrés crónico también nos hace alejarnos de los amigos y de la familia y perder la motivación. Estas son algunas señales de que vas rumbo al agotamiento y necesitas bajar la velocidad...
 
Te sientes cansada…todo el tiempo
En el camino al agotamiento no dejas de sentirte exhausta. Es probable que todo el tiempo te sientas cansada, pero no entiendes por qué. Esta fatiga puede conducirte a malos hábitos de salud, como tomar demasiado café, alcohol y no hacer ejercicio. 
 
Estás irritable... y lloras por cualquier cosa
Sabes que amas a tus hijos y a tu familia, pero te enojas con ellos sin ninguna razón. Te molestas con el que te prepara tu café todos los días en tu cafetería favorita porque uso leche baja en grasa en lugar de leche descremada, o le gritas a tu asistente en el trabajo. La irritabilidad incontrolable es una señal de que estás abrumada y extremadamente cansada. Llorar sin razón alguna o tener los ojos llorosos todo el tiempo está relacionado con lo mismo.

Los síntomas que presentas... son físicos
En el pasado podrías haber tenido un dolor de cabeza ocasional, pero ahora parece que los tienes todo el tiempo. Podrías tener dolor de espalda o dolores en otras partes del cuerpo. El constante estrés que no se resuelve puede ser la causa de síntomas físicos, ya sean debido a la tensión que se aloja en tu cuerpo o a la falta de ejercicio o una mala postura. Otros indicadores son el insomnio y la falta de apetito, todo esto puede hacerte mucho daño psicológico.

¿Qué puedes hacer?
El primer paso para superar el agotamiento es aceptar que estás agotada. El siguiente paso es entender que no puedes hacerlo toso - por ejemplo, si no lavas los platos, no es el fin del mundo, pero irte a la cama más temprano o leerle un libro a tu hijo es más importante. Muchas mujeres tratan de hacer todo; la presión que ellas mismas se aplican es intensa.

También puedes unirte a un grupo de apoyo; por ejemplo, un grupo de mujeres que trabajan, o tal vez un grupo que no sólo cuida de sus niños, sino también de sus padres ya mayores. Comparar notas o recursos puede ser beneficioso para todos.

Otra manera sencilla de reducir el agotamiento es incorporar la meditación a la vida diaria, aunque sólo sean 5 minutos. Permanecer sentado con una mente tranquila puede parecer algo difícil de lograr, pero con el tiempo notarás los beneficios de tranquilizar tu mente. 

¡Qué Viva la Libertad!

Abraza y enriquece tu independencia este 4 de Julio

Cada 4 de julio, los estadounidenses celebramos nuestra independencia como nación. Este año, sin embargo, mientras te reúnes con amigos y familiares para disfrutar de una parrillada y ver los fuegos artificiales, ¿Qué tal si tomas un momento para contemplar tu propia independencia como mujer o como la de un ser humano en general? Después de todo, los días festivos son lo que tú haces de ellos, y no hay mejor momento que el Día de la Independencia para festejar las formas en las que te has liberado en el último año... ¡o para elevar tu autosuficiencia al siguiente nivel!
 
¡Con esto en mente, he aquí algunas sugerencias para declarar tu propia independencia este fin de semana en el que se celebra la independencia!
 
Desconéctate
Puede parecer una locura, pero desconectarte este 4 de Julio es como enviarle una señal al universo diciendo que no dependes de la tecnología. También es una maravillosa manera de renovar tu estado de ánimo - y tus cansados ojos. Deja el teléfono adentro cuando salgas a algún lado a disfrutar de una carne asada. O al menos mantenlo en tu bolsillo. No hay necesidad de revisar Facebook - o correos electrónicos - cuando se supone que estás descansando. El martes, te preguntarás por qué no habías tomado un descanso antes... ¡y es posible que incluso te sientas menos inclinada a estar constantemente conectada cuando no es necesario!
 
Abandona los malos hábitos
¿Te muerdes las uñas, comes sin parar o gastas de más cuando estas estresada? Este es un buen fin de semana para decidirte a cambiar esos malos hábitos que ya no te sirven de nada. ¿Cómo? Aprovecha el espíritu de la temporada y cambia el rumbo de tu vida este día. No más pretextos. No continúes haciendo lo mismo si eso no te satisface. Eres una mujer hecha y derecha y no necesitas depender de comodidades que realmente no te reconfortan. Abandona esos malos hábitos y hazle lugar a mejores comportamientos. En esa nota...
 
¡Invierte en Ti Misma!
La libertad financiera es la mejor de todas – es la que te permite dormir por las noches sabiendo que no dependes de nadie. ¿Suena inimaginable? No lo es, no importa cómo estén tus finanzas en este momento. Ya sea que estés luchando o en una mejor situación, endeudada o sin deudas, esta es la oportunidad perfecta para tomar las riendas de tu destino y mejorar tú situación. Considera lo siguiente: ¿cómo podrías aumentar tus ingresos y reducir tus deudas? ¿Hay alguna manera de minimizar tus esfuerzos y maximizar tus rendimientos? Tal vez este es el momento de considerar el iniciar un negocio o expandir tu negocio y conseguir más clientes. Después de todo, hay un sólido principio americano que seguimos el cual es, si lo puedes soñar, lo puedes lograr.

¡Gano Más Que Mi Pareja!

Tips para actuar con cautela a causa de tus ingresos más altos

Muchas mujeres se encuentran algunas veces en la incómoda posición de ganar más que sus parejas, lo cual  genera la pregunta, “¿Debo preocuparme?” La clave para manejar este importante tema es estar conscientes de la situación, sin preocuparnos. 

Hecho: Cerca de un 25% de las mujeres que trabajan con edades entre 18 y 65 años ganan más que sus esposos de acuerdo con datos de American Community Survey. También en Gender Identity and Relative Income within Households, la investigadora  Marianne Bertrand y sus colegas en la University of Chicago Booth School of Business encontraron que muchas mujeres con alto potencial de devengar más que sus esposos  –consciente o inconscientemente–  deciden quedarse en sus hogares, tomar menos trabajos, o trabajar de medio tiempo, optando por no poner en peligro su relación para no llegar a tener un divorcio, dada la alta tasa estadística de divorcios de parejas cuando la mujer supera los ingresos del esposo. 
Ahora que estás en la carrera de tus sueños con un enorme potencial económico, aquí te damos algunos consejos para manejar esta situación:  

Habla sobre el hecho de que estás iniciando un nuevo y prometedor camino
Sin importar quien supera a quien, la meta ideal para cada pareja es que ambos tengan igualdad de acción en los asuntos relacionados con la familia, los gastos, eventos sociales, etc. Siendo ambos “jefes” de la familia es una meta elevada, pero se puede lograr evaluando con frecuencia el “estado de la familia.”

Reconoce que el trabajo del hogar será un problema  
Odio darte esta noticia pero las esposas que superan los ingresos del marido con frecuencia terminan haciendo muchas más tareas domésticas, de acuerdo con U.S. Bureau of Labor Statistics American Time Use Survey. Esta encuesta muestra que mientras los esposos dedican un promedio de 20.8 horas a la semana en tareas domésticas y cuidado de los niños, las esposas gastan 33.5 horas a la semana en estas actividades, por lo cual los investigadores creen que las esposas que superan los ingresos del marido y dedican más tiempo a las tareas del hogar, lo hacen para disminuir el miedo de ellos, lo cual sólo lleva a sentirse infelices, resentidas y cansadas, así que es mejor dividir dichas tareas justamente.

Discute la toma de decisiones económicas
La norma general establecida en un matrimonio ha sido que quien más aporta económicamente es quien toma las grandes decisiones económicas, pero esto debe cambiar. La sociedad en tu matrimonio debe ir más allá de la licencia matrimonial y las decisiones financieras deben ser hechas por la pareja, no en base a quién gana más. Habla sobre tus expectativas y de cómo se manejaba el dinero en tu familia de origen. Establezcan normas relacionadas con los gastos de la familia y háganse preguntas como: ¿Es de gran importancia si uno de los esposos quiere gastar $150 en unos boletos para un concierto o para comprar zapatos nuevos? ¿Crees que un activo como el de tu casa o condominio donde vives pertenece a una persona más que a la otra? ¿Debe esa persona entonces hacer la refinanciación o incluso tomar las decisiones sobre la decoración? Responde con sinceridad. Luego haz el borrador de un plan de decisiones económicas que se adapte a tu familia.

Consulta a un terapista 
Si con frecuencia te encuentras en situaciones y argumentos acalorados sobre el dinero, las tareas del hogar, el poder económico, es hora de ver a un consejero que les ayude a encontrar soluciones innovadoras.  
Mostrando los resultados 45-48 (de 65)
 |<  <  8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15 - 16 - 17  >  >|