Pecas Fabulosas: Naturales o de Imitación

Sácale partido a tus pecas

Hay una nueva tendencia de belleza...¡puntos de pigmentación esparcidos llamados pecas! Consideradas en el pasado como símbolos de belleza no convencionales, ahora son signos codiciados de juventud y vitalidad. Las pecas (ya sean naturales o de imitación) han sido destacadas en las pasarelas en la Semana de la Moda en Nueva York. Estos son algunos consejos para acentuar tus pecas, si las tienes, ¡y cómo imitarlas si no las tienes!

Si las tienes:
Si eres afortunada y tienes pecas, deberías de usar un producto que empareje el tono de tu piel sin cubrirlas. En el pasado, las mujeres utilizaban bases opacas para emparejar su cutis; hoy en día puedes usar una CC Cream o incluso un humectante con color para no ocultar tu belleza natural.

Las pecas tienden a ser de un color cálido marrón-rojizo, por lo tanto hay que elegir un tono de rubor rosado fresco para resaltarlas en lugar de ocultarlas. Para una apariencia como bañada por el sol, aplica un bronceador transparente a tus mejillas, y asegúrate que tus pecas se trasluzcan.
Por último, la mayoría de las pecas aparecen en la parte superior de los pómulos y en la nariz, así que hay que resaltar los ojos con un delineador y máscara para pestañas para desviar la atención hacia las pecas de tus mejillas. 

Cómo fingir que tienes pecas:
Si no tienes pecas, tienes varias opciones para aparentar que las tienes. El  primer método requiere de un autobronceador y cotonetes. Empieza por aplicar un autobronceador a todo el rostro y déjalo que seque completamente. Después, sumerge un cotonete en el autobronceador y aplica puntos muy juntos del pigmento en tu nariz, debajo de los ojos o en tus mejillas; básicamente en cualquier lugar en el que las pecas naturales aparecen. Desvanece suavemente las manchas de pigmentación con la punta de los dedos (las pecas naturales no son perfectas). Ahora deja que el color se desarrolle durante la noche ¡así despertarás con pecas falsas!

La segunda técnica es más rápida pero su efecto no es tan duradero. Empieza primero por aplicar tu base y corrector como siempre. Enseguida, usa un lápiz delineador de ojos café claro o un lápiz para cejas y dibuja pecas en tu rostro, variando el tamaño y la forma. Igual que con el uso de un autobronceador, desvanécelas para que luzcan naturales. Fija los puntos con una ligera capa de polvo facial translúcido ¡y disfruta de tu nuevo look!

Comentarios del Artículo