Abre los Ojos

Soluciones para reanimar tus ojos

Cuando todas las miradas están sobre ti, empiezan de arriba hacia abajo. Tus ojos son los primeros en mostrar signos reveladores de noches estresantes sin dormir. La piel alrededor de los ojos es la más delicada de todo tu cuerpo. Enrojecimiento, párpados superiores hinchados, bolsas bajo los ojos y ojeras, pueden ser el resultado de una noche de fiesta, o de cansancio acumulado. La buena noticia es que puedes disimular tu falta de sueño con productos para el cuidado de los ojos y trucos de maquillaje. 

La Mañana Siguiente
¿Tus ojos muestran la fiesta de anoche? Mientras evalúas el daño de la noche anterior, utiliza tus gotas favoritas contra el enrojecimiento. Salpica tu rostro con agua fría y aplica un limpiador hidratante con agua tibia, no caliente. La idea es no causar exceso de irritación en área de los ojos. Sigue con una crema reafirmante de ojos para levantar el párpado superior al instante, y para suavizar las líneas de expresión y ojeras. JAFRA Pro Eye Transformer te ofrece ambos tratamientos en un tubo doble.

Refresca tu Mirada “Al Instante”
Un maquillaje mínimo es la mejor manera para distraer la atención de unos ojos cansados. La distracción es la estrategia clave del maquillaje, cuando no tienes ni el tiempo ni la energía para corregir problemas con bases correctoras y productos que corrigen el color. Una base ligera y humectante que empareje el tono de tu piel es lo mejor para empezar. Un rubor de tono suave le dará color a tu rostro y distraerá la atención de tus ojos. Unas cejas bien arregladas también abrirán tus ojos. Si tienes tiempo, define el arco de la cejas con un lápiz iluminador de cejas. Para hacer que tus ojos se vean aún más abiertos, riza tus pestañas y aplica rímel. También puedes usar el delineador que usas diario para que tus cejas luzcan más tupidas y resalten más tu mirada. También puedes agregar brillo a tus ojos delineando el párpado inferior con un delineador en tono “nude”.

Para Cubrirlos
Usa un corrector con color en los párpados superiores para crear una base suave sobre la que aplicarás la sombra en tonos neutros y mate. No uses sombras brillantes o con brillos, hasta que no hayas repuesto tu sueño. La Base Perfeccionadora para Párpados de JAFRA, viene en dos fórmulas Anti-Yellow y Anti-Redness.
Para ocultar las ojeras, puedes empezar con una base transparente en un tono que corrige el color. Las tonalidades púrpuras se disimulan con amarillo, mientras que el enrojecimiento requiere del corrector verde. Aplica después capas ligeras de un corrector de tono, desde el extremo interior del ojo hasta el extremo exterior y hasta lograr la apariencia deseada. Desvanécelo bien después de cada aplicación. 

¿Puede un Solo Día de Mala Alimentación Arruinar tu Piel?

3 cosas que se deben consumir con precaución

Tan solo un día de mala nutrición puede arruinar tu aspecto. Muy poca hidratación, demasiada sal, demasiado alcohol, y el consumo de alimentos con demasiada grasa que producen indigestión y te mantienen despierta durante la noche, pueden convertirse al día siguiente en párpados hinchados, ojeras y tez pálida o con demasiado rubor.

Por supuesto, estos no ha arruinan tu aspecto en forma permanente. Mucha agua y una buena noche de sueño te ayudarán a mejorar tu aspecto al día siguiente. Pero si tienes el hábito de comer mal y beber en exceso, esto producirá un daño permanente. ¿En tu mesa quiénes son los culpables de poner en peligro tu belleza? Empieza por ser más precavida en el consumo de:

Alcohol
El beber una gran cantidad de alcohol de cualquier tipo interfiere con la capacidad de tu cuerpo para regular el flujo sanguíneo, provocando con el tiempo un agrandamiento y el consiguiente enrojecimiento permanente de los vasos sanguíneos de la cara.

Y mientras el exceso en la bebida puede hacer que te sientas somnolienta y causar que te duermas, también puede interrumpir tu sueño, causando un constante despertar, que puede hacerte sentir y aparecer cansada al día siguiente.

Sal
Es absolutamente esencial para tu supervivencia, pero demasiada sal causa estragos en tu apariencia. El exceso de sal en tu dieta puede provocar la retención de líquidos, ocasionando párpados hinchados, e irónicamente, piel reseca.

Por lo tanto, procura comer pocas botanas con alto contenido de sal (como papas fritas y pretzels) y checa el contenido de sal en condimentos como la salsa de soya, pepinillos y kétchup. Lee las etiquetas de nutrición buscando sal oculta en los alimentos preparados. Te sorprenderás al descubrir que incluso los artículos que no saben a sal, como el pan, contienen hasta 250 miligramos (mg) en una porción.

Trata de no consumir más allá de 2,300 mg de sodio al día, y si tienes más de 50 años, redúcelo a 1,500 mg.

Azúcar
Consumir demasiada azúcar tiene un impacto generalizado en el cuerpo. Desencadenando la liberación de grandes cantidades de la hormona insulina, que es la que el cuerpo usa para remover el exceso de glucosa en la sangre, causando una inflamación sistémica, provocando también una posible irritación de la piel, entre otras cosas.

Peor aún, los científicos teorizan que el exceso de consumo de azúcar acelera un proceso de envejecimiento natural llamado glicosilación. Durante la glicosilación, la glucosa daña las proteínas en todo el cuerpo, pero sobre todo las proteínas en el colágeno, que es uno de los tejidos que impiden que la piel de tu cara se arrugue y se vea flácida antes de tiempo.

Reducir el azúcar significa no sólo evitar las tentaciones obvias, como dulces, postres y refrescos; También significa vigilar la cantidad de azúcar escondida en opciones aparentemente más saludables como cereales, barras energéticas, jugos de frutas y batidos.

Así que lee las etiquetas de nutrición en los alimentos y checa la cantidad de gramos de azúcar que contienen. Trata de limitarte a 24 gramos por día o a un máximo total de 10 por ciento de tus calorías totales, la cantidad que sea menor.

Alimentos Sorprendentes que tu Piel Está Deseando

Los 3 Nutrientes que tu Piel Más Desea

Hay tres clases de nutrientes que son fundamentales para mantener una piel sana, lozana y juvenil. Sigue leyendo para averiguar si falta algo en tu menú.
 
Vitaminas antioxidantes
Las tres vitaminas antioxidantes—A, C y E—combaten los radicales libres generados por la exposición a los factores estresantes como la contaminación y la luz solar. Esto es importante porque los radicales libres son los causantes del daño celular que ocasiona problemas superficiales y profundos en la piel, incluyendo arrugas y manchas prematuras y la descompostura del colágeno y elastina que soportan la estructura de la piel del rostro. Además, las vitaminas antioxidantes incluso desempeñan un papel en la prevención del cáncer de piel.
 
Para obtener la vitamina A de manera natural, incluye zanahorias, chícaros y papas dulces o camotes en tus alimentos. Para la vitamina C, elige pimientos, brócoli, hojas verdes, limones, naranjas y tomates.   

La vitamina E se encuentra más abundantemente en almendras, aguacates, aceitunas, cacahuates y espinacas. (Un nutriente adicional en las almendras y los cacahuetes es la biotina, una vitamina B que a veces le llaman la "vitamina de la belleza" debido a su importante papel en el mantenimiento de la salud del cabello y las uñas.)
 
Las vitaminas antioxidantes son también eficaces para minimizar el daño ambiental de la piel cuando se aplica tópicamente en sueros y lociones.
 
Grasas monoinsaturadas
Tu cara ama las grasas, que son parte de un grupo más grande de moléculas conocidas como lípidos. Los lípidos son el pegamento que mantiene unida la piel, protege la capa superficial y mantiene intacta la función protectora de la piel. En otras palabras, mantienen la piel firme, hidratada y sana.
 
Honestamente, la piel no es selectiva sobre qué tipos de lípidos pone a trabajar en sus diversas tareas, pero para el bienestar de tu corazón, lo mejor es centrarse en el consumo de grasa monoinsaturada saludable para el corazón de origen vegetal (lo contrario de las grasas saturadas que se encuentran en productos de origen animal como la carne y los productos lácteos). Y mantener tu sistema cardiovascular saludable es una ventaja para la belleza porque cuanto mejor sea tu circulación, más sana será tu piel, ya que los productos de desecho se alejan más rápidamente y los nutrientes llegan más rápido.
 
Disfruta de grasas saludables con moderación en alimentos como aguacates, avellanas, aceitunas, aceite de oliva, cacahuetes, mantequilla de maní y pacanas.
 
Ácidos grasos omega-3
Éstos no suenan como algo que quisieras ingerir, pero al igual que las grasas monoinsaturadas, los omega-3 son lípidos. Específicamente, son un tipo de ácido graso "esencial" (EFA), que significa que mientras que son críticos para la salud de tu piel, tú cuerpo no los puede producir, así que debes obtenerlos de los alimento. Los EFAs combaten la inflamación y ayudan a mantener la función de la barrera protectora de la piel contra la pérdida de humedad, infecciones y toxinas ambientales.
 
Los Omega-3 son más abundantes en peces como salmón, atún y sardinas, pero si eres vegetariano o simplemente no te gusta el pescado, también puedes obtener una forma de omega-3 de semillas de chía, semillas de linaza molida, tofu y nueces.

¿Enrojecimiento Facial?

Por qué una Tez Demasiado Rosada puede ser una Señal de Alerta

Manchas rojizas, sofocos repentinos, enrojecimiento alrededor de la nariz: ¿Es sólo una leve irritación causada por demasiado sol, o quizá por limpiar el rostro en exceso? ¿O podría ser algo más serio? Si el enrojecimiento persiste, tal vez deberías tener cuidado con algunas de las siguientes condiciones.
 
Eczema
También conocida como dermatitis atópica. Esta condición puede producir manchas secas, rojas, con comezón en la cara y el cuerpo. Es más común en los niños y no es contagiosa, ya que es causada por reacciones exageradas del sistema inmunológico a un irritante. Lo difícil es averiguar cuál es el irritante para tratar de evitarlo. Algunos sospechosos podrían ser los cosméticos, el detergente utilizado en la ropa de cama, limpiadores faciales y jabones, fragancias, productos para el cabello y cualquier otra cosa que tenga contacto con la cara.
 
La solución. Debido a que produce picazón, el eczema puede conducir a infecciones secundarias cuando se rasca y rasga la zona inflamada. Hidrata bien después de bañarte para atrapar el agua en la piel y utiliza una crema de hidrocortisona, que no requiera de receta médica, para calmar la picazón. Si no mejoras después de una semana, consulta a un dermatólogo para que te de un tratamiento de prescripción, y para descartar condiciones más peligrosas, como la psoriasis.
 
Lupus
Es una enfermedad autoinmune grave y difícil de diagnosticar. El lupus puede producir un síntoma distintivo en la cara: la llamada "erupción de la mariposa". La erupción, conocida como lupus cutáneo agudo, se extiende a la nariz y mejillas superiores y se asemeja a una quemadura de sol. Por lo general, no produce picazón. Las mujeres, especialmente las de color, son mucho más propensas a desarrollar lupus que los hombres.
 
La solución. El lupus no es curable, pero debes consultar a un doctor inmediatamente si piensas que lo tienes. Es importante ser diagnosticado correctamente y tratado de manera que puedas prevenir complicaciones potencialmente mortales causadas por la inflamación crónica que caracteriza a esta enfermedad.
 
Rosácea
Normalmente, este trastorno genético no aparece hasta que tienes más de 30 años. La rosácea es más común en las mujeres que en los hombres, y por lo general comienza con piel enrojecida en la frente, mejillas, barbilla y / o la nariz, y si no se trata, puede llegar a ser permanente, empeorando con el tiempo para incluir vasos sanguíneas visibles y lesiones similares al acné.
 
Hay una condición similar causada por un ácaro minúsculo que vive en los folículos pilosos de la piel. En algunas personas, la presencia del ácaro causa una condición similar a la rosácea llamada demodicosis.
 
La solución. Si tienes cualquiera de estos síntomas, consulta a un dermatólogo. No hay cura para la rosácea, pero es importante detener su progreso tanto como sea posible con cambios en el estilo de vida, como evitar la exposición al sol y los alimentos que le hagan reacción (por ejemplo, especias, alcohol). Un dermatólogo también puede recetar antibióticos orales o tópicos u otros tratamientos tópicos, incluyendo lociones que contengan vitamina C.
 
Para la demodicosis, un médico te puede recetar medicamentos antiparasitarios.
 
Dermatitis seborreica
Al igual que la rosácea, esta condición es muy probable que sea hereditaria y el clima frío y el estrés la pueden agravar; No es contagiosa. Por terrible que suene, la dermatitis seborreica es la caspa facial. Se caracteriza por manchas rojas, escamosas alrededor de la nariz y párpados que pueden producir picazón. Tal vez piensas que tu piel está demasiado seca o agrietada, pero la realidad es que las cremas hidratantes no te ayudan, ya que el verdadero problema es el exceso de grasa.
 
La solución. A menos que sea realmente severo (picazón en exceso y antiestético), quizás quieras tratar de controlar este problema de la piel tú misma. Usa una crema de hidrocortisona, que no requiera receta médica, para calmar la picazón y el enrojecimiento, y lava suavemente la cara una o dos veces al día con el champú contra la caspa más suave que puedas encontrar. Si después de unas semanas no ves una mejora, visita a un dermatólogo para descartar otras condiciones.
Mostrando los resultados 37-40 (de 143)
 |<  <  6 - 7 - 8 - 9 - 10 - 11 - 12 - 13 - 14 - 15  >  >|